La empresa japonesa cumplió diez años de haber inaugurado la planta de ensamblaje y producción de camiones en Colombia y los 25 años de haber vendido el primer camión en tierras cafeteras.