Con la muerte masiva de avecillas e insectos de gran utilidad, está llegando el fin de la polinización, una labor determinante en la vida del hombre que hoy ve amenazada la seguridad alimentaria.