Los autopartistas aseguran que el 2018 está lleno de incertidumbre y creen que la dinámica económica no será distinta a la de 2017 porque hay preguntas, desconfianza y poco espacio para crecer.

El gremio que agrupa autopartistas y ensambladoras ve muy difícil el 2017 por todo el entorno económico interno y el escenario internacional. Nuevo IVA, tasas de interés y efecto Trump afectará el arranque del nuevo año.

Los fabricantes de autopartes dicen que exportar con devaluación es muy bueno y positivo para las empresas, pero precisan que el gran problema es que no hay oferta exportable y lo peor, menos factorías así como menor capacidad instalada en producción.

Según Acolfa, los nuevos acuerdos comerciales están desplazando, no solo la industria nacional, sino el progreso, el crecimiento económico y el empleo.

Anuncios