Los importadores aseguran que el tratado de libre comercio es un lánguido saludo a la bandera y anotan que los americanos les están dejando el comercio a Europa y a los asiáticos. Consideran errada la política proteccionista de Trump.

Aumentan precios, caen ventas, se dispara robo y aumenta tráfico ilegal de carros hurtados en Estados Unidos y comercializados por las nuevas trochas fronterizas. Los precios altos seguirán con la tendencia dicen importadores.