La cría de caballos de paso es de tal importancia que no solamente aporta al PIB agropecuario sino que contribuye a la recreación, al comercio, al deporte y a la salud.