Las cooperativas legalmente erigidas y vigiladas lamentan que una política de estado basada en la indiferencia, las tenga como el patito feo de la economía cuando es bien sabido que el modelo solidario es el directo responsable del desarrollo en otras latitudes.

Anuncios
Anuncios