La dinámica en ventas creció y los colombianos optaron por cambiar de coche, sin embargo el hurto de vehículos sigue disparado. La infausta verdad de las autopartes con sangre.

Publicado en Último modelo