El centro de investigación asegura que el gran reto genético y de investigación apunta a contrarrestar nuevas enfermedades y plagas que se avizoran por el calentamiento global y la incertidumbre climática.

Los productores deben escoger inmejorable material genético, certificado por el ICA porque se trata de la producción del futuro.

Fedepalma y Cenipalma, apoyados en la investigación en biología así como en el control y erradicación de plagas, hacen de la palmicultura una agroindustria cada vez más productiva y sostenible.

Se estiman pérdidas totales por causa de la PC (pudrición del cogollo) en la Zona Norte de $ 141 mil millones y específicamente en el departamento de Magdalena de $ 50 mil millones.

Anuncios