Los ovicultores ven potencial en el mercado internacional y un crecimiento importante en el mercado interno. La meta, multiplicar el hato.

Anuncios