Mientras que la generación X se interesa por el salario y los ascensos; los Millennial y Centennials están más interesados en los salarios emocionales.