Esta empresa agroindustrial de la palma de aceite se ha convertido en un caso de éxito con elevados estándares de inclusión social y cuidado del ambiente.

El movimiento campesino asegura que una vez más quedó demostrado que las vías de hecho no son rentables ni efectivas y que los gobiernos se dedicaron a arrasar con lo poco que le queda a la ruralidad. La apuesta es por la paz.

Para la entidad crediticia la paz es una oportunidad de crecimiento y expansión.

En el marco de la celebración de los 100 años de la Cámara se va a hacer evidente este proceso, a través del reconocimiento de los empresarios más incluyentes.

Anuncios