Los restaurantes reunidos en Barranquilla consideran que la economía no la pasa bien y ante esa perspectiva y la pérdida de confianza en el consumidor, no es mucho lo que se puede hacer.

Anuncios
Anuncios