Para este último ciclo del año, una de las novedades más llamativas son las lámparas a gas. Se espera que su uso se masifique en territorios donde aún no hay fluido eléctrico, pero sí gas.