El centro de investigación asegura que el gran reto genético y de investigación apunta a contrarrestar nuevas enfermedades y plagas que se avizoran por el calentamiento global y la incertidumbre climática.

Se estiman pérdidas totales por causa de la PC (pudrición del cogollo) en la Zona Norte de $ 141 mil millones y específicamente en el departamento de Magdalena de $ 50 mil millones.

Los productores saben que con un adecuado manejo es posible reducir los riesgos sanitarios de la palma de aceite que tiende a ser proclive a la pudrición del cogollo (PC).

Anuncios
Anuncios