El sector primario ha resultado seriamente afectado por unas políticas aperturistas que devastaron los campos, fomentaron desempleo y una tragedia social porque prácticamente ya no hay mucho que hacer. Las importaciones, el punto final.

Publicado en Notas de la finca