El uso de los datos de internet en los teléfonos celulares empezó a avanzar a pasos agigantados… y Colombia no ha sido la excepción.