En un país donde la vivienda propia es un sueño, la aparición en 2016 de los créditos hipotecarios UVA parecía la solución para los millones que deben pagar alquileres altísimos.

Publicado en Construyendo