Sábado, 17 Octubre 2015 13:26

Se abre paso un sistema de regalías flexible

Los analistas y el gobierno buscan salidas para el gran problema de caja de las petroleras.

Por 

En aras de lanzar un salva vidas a la industria petrolera los expertos vuelven a poner sobre la mesa la opción de tener un sistema flexible de regalías.

Este tema que fue propuesto en su momento por el Centro de Investigación Económica y Social, Fedesarrollo, es nuevamente considerado para darles oxígeno a las multinacionales del petróleo y al capital nacional que tiene su inversión en la industria.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, Sergio Clavijo, comentó que este sistema flexible consiste en que el monto de las regalías no sea por unidad de producción sino que dependa de los precios o de las utilidades de las empresas.

“Ese tipo de regalías existe en otros países como por ejemplo Perú y podría pensarse para Colombia, pero de hecho es un tema grande el cual hay que estudiarlo con mucho cuidado, pero es relevante dada la difícil situación en la cual se encuentran los sectores minero energéticos con la caída de los precios de los productos básicos”, declaró el señor Clavijo.

De cara al presupuesto, Anif considera que el gobierno ha trazado unos precios de referencia relativamente bajos, pero el centro de estudios económicos no descarta que ese cálculo sea aún menor y allí lo importante, dijo, es trabajar de manera astuta teniendo en cuenta los diferentes escenarios que puedan presentarse.

En opinión de Clavijo es bueno no ser muy optimistas en materia de los precios de los productos básicos para los presupuestos y consideró de vital importancia para el gobierno contar con planes “B” por si el precio del petróleo es más bajo que el estimado por el ejecutivo para la elaboración del presupuesto inicialmente.

“El problema ante una caída adicional en los precios, o si las cotizaciones se mantienen más bajas que las estimadas para el presupuesto, es que obligaría a un mayor endeudamiento lo cual haría aún más indispensable la austeridad en el gasto y llevaría de igual forma a pensar como en el mediano plazo se aumentan los ingresos públicos mediante una reforma tributaria comprensiva”, agregó el presidente de Anif.

Sobre la reforma tributaria estructural, Clavijo explicó que la comisión encargada para este fin está trabajando en unos informes que serán evaluados por el gobierno para dárselos al Congreso que finalmente será quien tenga la última palabra.

“Así las cosas, máximo en el primer trimestre o en el primer semestre del próximo año esté muy claro el panorama de que es lo que se debe hacer con la tributación en Colombia”, anotó.
Déficit en cuenta corriente

Sobre el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos, el presidente de Anif dijo que afortunadamente Colombia cuenta con un régimen cambiario muy flexible que ha permitido que buena parte de las deficiencias en divisas se ajusten a través de un aumento de la tasa de cambio y esa tasa de cambio aumentó muy fuertemente en el último año o año y medio, pero confió en que llegue la tranquilidad al estabilizarse este indicador en 2.900 pesos por dólar.

Expuso que el aumento que se presentó en la tasa de cambio, al hacer la comparación con los 18 meses anteriores, ayuda a que el déficit en cuenta corriente se vaya corrigiendo, desestimulando las importaciones en favor de aumentar las exportaciones que son factores que no se ven en el corto plazo, pero que se manifiestan en uno o dos años cuando el país reportará déficits relativamente bajos en las cuentas externas del país.

Emisor dice que el precio es incierto

El gerente general del Banco de la República, José Darío Uribe, dijo que el precio internacional del petróleo es una variable importante para la economía colombiana por varias razones.

“Afecta los ingresos por exportación, afecta los ingresos del gobierno, las entradas de inversión extranjera al sector petrolero y afecta los costos de producción de las materias primas que tienen como base el petróleo. Incide también sobre el precio de los combustibles y en general tiene un enorme impacto en variables”, apuntó el gerente del Emisor.

No desestimó unos pequeños aumentos en el precio del crudo para los próximos meses es decir para el repunte de 2015 y para la vigencia de 2016, pero de igual forma el economista dice que el Prestamista de Primera Instancia es consciente de la situación y aclaró que predecir el precio de los hidrocarburos es un tema muy difícil por lo que se manejan distintos escenarios y rangos en los cuales eventualmente se puede mover el precio.

Dijo que resulta complicado fijar un punto de equilibrio en las cotizaciones del petróleo porque se trata de situaciones exógenas que no dependen del país.

“Si uno habla de sesenta dólares por barril, estamos hablando de un precio superior al que estamos observando actualmente y superior al promedio que tendríamos probablemente para este año, es un cálculo difícil y no se podría hablar de un precio coherente o punto de equilibrio porque esta economía está atada al escenario internacional”, concluyó.