Sábado, 18 Junio 2016 09:46

Entre enero y marzo crudo colombiano se vendió en promedio a 26 dólares

Colombia ha logrado diversificar sus socios comerciales y compensar las menores compras de petróleo por parte de Estados Unidos.

Por 

La Vicepresidencia de Asuntos Económicos de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, informó que el valor de las exportaciones de petróleo y derivados de Colombia viene disminuyendo desde mediados de 2014, reflejando la fuerte caída en los precios internacionales del crudo.

Durante el primer trimestre de 2016, el valor FOB de las exportaciones de estos productos cayó 51% con respecto al mismo periodo del año pasado. Por su parte el volumen exportado durante el mismo periodo registró una disminución de 15%.

En el caso particular del crudo, durante el primer trimestre de 2016 el valor FOB de las exportaciones disminuyó 55% comparado con el mismo periodo 2015, reflejando la caída en el precio del crudo canasta Colombia, que pasó de un promedio de USD 46/bbl en los tres primeros meses de 2015 a USD 26/bbl en primer trimestre de 2016.

Igualmente, el volumen exportado de crudo disminuyó 20,6% en el primer trimestre del año, producto de la caída que ha registrado la producción de petróleo en el país desde finales del año pasado, especialmente entre octubre de 2015 y marzo de 2016, cuando se registró un promedio de 972 mil barriles diarios (bpd).

Según el documento de la ACP, vale la pena mencionar que el país exporta actualmente el 80 % de su producción de crudo, esta cifra ha aumentado de manera importante teniendo en cuenta que en 2011 el país vendía en los mercados internacionales el 70 % de su producción.

Además de la fuerte caída del precio del crudo, las exportaciones petroleras del país también se han visto afectadas por las menores compras de Estados Unidos que, aunque sigue siendo el principal destino del crudo colombiano, ha reducido significativamente su participación en los últimos 4 años.

Justamente, las exportaciones de crudo a ese país llegaron a ser de USD 13,8 mil millones en 2012, pero en 2013 disminuyeron a USD 11,8 mil millones, en 2014 a USD 7,6 mil millones y en 2015 a USD 4,4 mil millones, el nivel más bajo desde 2009. Esta situación se ha reflejado en una disminución de la participación de Estados Unidos en las ventas de crudo colombiano, de 70% en 2010 a 34% en 2015.

La disminución de las exportaciones de crudo a Estados Unidos ha sido resultado principalmente de las mayores compras de crudo canadiense por parte de ese país, que al ser pesado y contar con ventajas geográficas y de infraestructura, es un fuerte competidor para el crudo colombiano, y en general para el petróleo latinoamericano.

En efecto, la participación de Canadá en las importaciones estadounidenses de crudo aumentó 18 puntos porcentuales entre 2011 y 2015, sustituyendo otros países de origen, entre los que se encuentra Colombia.

Lo anterior ha ocurrido en un contexto de reducción de las importaciones totales de crudo por parte de Estados Unidos, las cuales pasaron de 10,1 millones bpd en 2005 a 7,3 millones bpd en 2015, como resultado de la política energética de ese país de reducir su dependencia energética del resto del mundo, en lo cual la producción de yacimientos no convencionales (crudo ligero) ha sido determinante y ha impactado, tanto la demanda de crudos ligeros provenientes de otros países, como la de crudos pesados (utilizados anteriormente para mezclarlos con crudos ligeros en las refinerías de la Costa del Golfo de México).

Según el análisis, es importante resaltar que Colombia ha logrado diversificar sus socios comerciales y compensar las menores compras de petróleo por parte de Estados Unidos. En particular, entre 2010 y 2015 la participación de Panamá en las ventas externas de crudo colombiano aumentó de 4% a 15%, la de España de 0,3% a 7%, y la de China de 5% a 14%.

En el contexto actual de menores precios, el país debe continuar realizando esfuerzos por diversificar los destinos de sus ventas de crudo, especialmente porque la entrada en funcionamiento de nuevos oleoductos entre Canadá y la Costa del Golfo de México aumentará aún más la participación canadiense en ese mercado. Por otra parte, en el primer trimestre de 2016 el valor FOB de las exportaciones de derivados del petróleo (fueloil, gas natural de petróleo, gasolina, entre otros) disminuyó 51% frente al mismo periodo 2015.

Esta caída se explica por la disminución de 30% que registraron en los primeros tres meses de 2016 los precios internacionales de la gasolina en la Costa del Golfo, frente al mismo periodo de 2015, ocasionados por la coyuntura de precios del petróleo.

A diferencia de la tendencia negativa de las exportaciones, durante el primer trimestre de 2016 las ventas locales de gasolina (producción local más importaciones) aumentaron 14% frente al mismo periodo de 2015, ascendiendo a 10,4 millones de barriles. Por su parte, las ventas totales de ACPM aumentaron los niveles registrados en el primer bimestre de 2015 a 13,2 millones de barriles en 2016, un incremento del 11%. Vale la pena mencionar que durante el primer trimestre de 2016 las importaciones de gasolina y ACPM registraron incrementos de 834% y 81%, respectivamente, frente al mismo periodo de 2015.