Martes, 19 Septiembre 2017 20:48

Energía disruptiva fue tema central del Cuarto Foro Energético Andeg

Un encuentro que busca abrir la perspectiva de autoridades y consumidores, innovar y traer novedosas tecnologías para impulsar la transformación del sistema eléctrico colombiano con un nuevo enfoque de generación.

Por 

La Asociación Nacional de Empresas Generadoras, ANDEG presentó, en el marco del cuarto Foro Energético, el concepto de “energía disruptiva”, el cual se desarrolla a través de foros académicos de discusión que, enriquecidos con la amplia experiencia de invitados nacionales e internacionales, alimentaron discusiones de fondo que contribuyen a construir una nueva visión del mercado eléctrico colombiano.

En ediciones anteriores, Andeg lideró la discusión sobre el diseño y arquitectura del mercado eléctrico y gas natural, convencidos que la experiencia internacional aporta elementos para desarrollar un mercado competitivo, eficiente, flexible y dinámico, pero en esta ocasión el tema central fue el futuro de dicho mercado, los retos y la ruta que debe seguir el modelo actual para dejar de apuntar a solucionar problemas como el cargo por confiabilidad y enfocarse en soluciones de fondo que involucren incluso a los consumidores y permitan que el modelo actual migre a un nivel más avanzado donde la matriz de generación sea diversa y eficiente.

“Hace 20 años era imposible pensar en que el consumidor fuera parte activa de la oferta de energía, pero hoy gracias a las nuevas tecnologías es viable acercar al usuario para promover la competencia y abrir el mercado minorista. Es momento de dejar de hablar de ajustes para el cargo por confiabilidad y abordar nuevas soluciones que lleguen desde la demanda, empoderar al usuario y lograr innovaciones que revolucionen el mercado”, explicó, Alejandro Castañeda, director ejecutivo de Andeg.

De igual manera, el 4to Foro Energético Andeg se hizo en medio de una coyuntura cargada con señales poco claras en materia de regulación, incertidumbre en las reglas del juego, un marco regulatorio sectorial escueto e inestabilidad de las instituciones que rigen al sector. Frente a lo cual las empresas luchan por sobrevivir en un entorno cada vez más hostil.

Frente a este panorama poco claro y promisorio, son varios los elementos que hacen que no se tenga total claridad de cómo se va a continuar promoviendo el desarrollo del sector energético colombiano. Factores sociales, como las consultas populares avaladas por las Altas Cortes en Colombia, factores ambientales y la misma política sectorial, aportan en este sentido a producir gran incertidumbre en el desarrollo del negocio eléctrico.

“Existen riesgos en la ejecución de proyectos por decisiones y diferentes factores jurídicos, políticos, sociales, por omisiones regulatorias o por falta de recursos para los subsidios eléctricos, que además de ser excesivos y estar mal focalizados, no dejan de ser un sofisma político. Estos elementos desencadenan una mayor percepción de riesgo que, a su vez, origina una pérdida de valor de los activos de la industria eléctrica e incrementa significativamente los costos y, de paso, los precios a los usuarios finales", declaró el señor Castañeda.

Tecnologías disruptivas, herramienta vital para el futuro del sector

Como parte de la agenda del Foro expertos internacionales abrieron espacios de debate sobre política energética, diseño de nuevos mercados, inclusión de nuevas tecnologías para el desarrollo de mercados eléctricos y finalizaron con un panel con candidatos a la presidencia que abordó el tema de política energética e innovación.

El evento dejó muy claro que el futuro de la generación y el suministro de energía no debe centrase en discusiones sobre la oferta, pues el consumidor también ha empezado a jugar un rol fundamental para la sostenibilidad del mercado eléctrico.

“Nuestro propósito es que temas como el cargo por confiabilidad dejen de ser parte fundamental y exclusiva del debate nacional en torno al sector, ya que este no solo representa apenas el 16% total del valor anual del mercado de energía, sino que además este eje de debate no ha solucionado los problemas estructurales del sistema. Por esto, la conversación debe reorientarse hacia la innovación y las nuevas tecnologías. La demanda no debe simplemente cumplir pagando facturas, ahora puede participar del mercado de manera más relevante”, concluyó Alejandro Castañeda.

Ante este panorama, las ponencias del cuarto Foro Energético Andeg apuntan al futuro del sector, cuya ruta en este momento es bastante retadora, pero guiados por el concepto denominado como “energía disruptiva”, llegan nuevas ideas y otros enfoques que resolverán dudas como: ¿cuál es el impacto de la revolución de las plataformas, el blockchain, el Internet de las Cosas (IoT) y data analytics en el diseño de los mercados eléctricos del futuro? ¿Cuál es la visión de política pública que lo hará posible? ¿Dónde queda el marco regulatorio? ¿Cómo deben prepararse las empresas para asumir el reto que viene?