Jueves, 21 Septiembre 2017 16:11

Muy cerca está el CERT petrolero para estimular inversiones en el sector

El gobierno indicó que pronto estará la reglamentación del Certificado de Reembolso Tributario, Cert, con el que se busca atraer capital para explorar hidrocarburos.

Por 

El Ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata, destacó en el tercer Congreso de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, que este año las cifras del sector han sido mucho mejores que las del año pasado en cuanto exploración y producción, sin embargo, aclaró que aún son cifras bajas con relación a los históricos del desempeño de industria en Colombia.

Por esta razón el funcionario sostuvo que el Gobierno sigue trabajando en buscar alternativas que promuevan la inversión de la industria en el país. Una de ellas es el Certificado de Reembolso Tributario (Cert), un mecanismo creado en la última reforma tributaria, que busca estimular la inversión en exploración y producción en el sector, y cuya reglamentación está a pocos días de salir, según confirmó el funcionario.

“El Cert se trata de un bono redimible para pagar impuestos, no es un descuento ni una exención tributaria. Entonces, por cada dólar adicional de inversión se dará un estímulo financiero con este bono. Eso significa poder adelantar inversiones y mejorar la tasa de retorno de los proyectos”, explicó Arce.

A su turno, el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, precisó que hasta el momento lo que se ha considerado al interior del Gobierno es tener un bono de 15 centavos por cada dólar de inversión adicional, para una serie de proyectos del sector hidrocarburos, que se podrá utilizar para el pago de impuesto de renta aproximadamente a partir de 2021.

El Ministro estimó que el monto que se podrá destinar para dicha remuneración es de 1.000 millones de dólares, y que este estímulo podría impulsar inversiones por el orden de los 2.000 millones de dólares. Agregó que la medida será consultada con la industria de hidrocarburos.

Por su parte el presidente del Consejo Directivo de la ACP y presidente de Hocol, Guillermo Fonseca, destacó en su intervención que la importancia de diversificar la economía no debe reñir con la necesidad de promover el sector de los hidrocarburos.

“La reglamentación del CERT creado en la reforma tributaria y el mecanismo de obras por impuestos pueden tener impactos importantes en el muy corto plazo. Para el mediano plazo se requiere asegurar condiciones competitivas y reglamentación clara para la actividad costa-afuera, promover la exploración y oferta nacional de gas, crear demanda así como generar confianza sobre el manejo medio ambiental de los yacimientos no convencionales y crear las condiciones de viabilidad en el territorio”, destacó el presidente del Consejo Directivo.

Fonseca hizo un llamado a la industria, a las comunidades y al Gobierno Central a trabajar juntos, promoviendo debates informados y responsables, que permitan dar soluciones a los problemas que afronta la industria sin crear falsos dilemas entre desarrollo y medio ambiente.

“El decir no a la industria de hidrocarburos no es una opción. Colombia tiene muchas necesidades y no puede darse el lujo de negarse el desarrollo que el sector de hidrocarburos trae”, concluyó.

Futuro de negocio de hidrocarburos

También en cumplimiento del congreso de la ACP se abordaron las perspectivas de largo plazo de la industria de los hidrocarburos y las implicaciones para países como Colombia, cuyas mayores exportaciones son de petróleo.

El ex presidente de México, Felipe Calderón, manifestó que al tiempo que aumentará la demanda global de energía, entre 30 % y 50 % al año 2040, también se apreciará una reducción en la participación del consumo de hidrocarburos, como ha proyectado la Agencia Internacional de Energía (AIE, por su sigla en inglés).

“El petróleo y el gas natural se seguirán demandando durante las dos próximas generaciones, pero no podemos ser ajenos a las acciones que se apliquen para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, el auge de nuevas fuentes de energía renovable como la solar y la eólica, y el aumento de los vehículos eléctricos”, comentó el ex mandatario mexicano.

A la discusión del futuro del sector se vinculó José Antonio Ocampo, codirector del Banco de la República, quien coincide en que el cambio climático y la revolución tecnológica energética marcarán el rumbo de la industria.

“El sector petrolero debe participar en el cambio tecnológico en curso, ya sea invirtiendo en las nuevas energía, con lo que diversifica su negocio, o invirtiendo en cómo capturar el carbono generado por las emisiones de los combustibles, en lo que ya Chile nos da ejemplo y Colombia no puede quedarse relegada”, aseveró el codirector del Emisor.

El ambiente y el territorio en el centro de la discusión

De igual manera, la discusión se centró en temas ambientales y desarrollo regional. En el primero de ellos la directora del Instituto Alexander von Humboldt, Brigitte Baptiste, hizo una presentación sobre la interacción de la industria con los ecosistemas y afirmó que existen muchos mitos alrededor de los impactos de la industria de hidrocarburos en Colombia.

“El impacto del sector sobre la biodiversidad es el menor, si se tienen en cuenta otros sectores. Se debe cambiar la percepción con base en información técnica y científica”, expuso la Directora del von Humboldt.

Posteriormente, Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, y Barry Larson, CEO de Frontera Energy, hicieron una presentación sobre sus respectivas compañías enfocándose en la visión de ambas con respecto a su relación con el territorio. Bayón adelantó algunas cifras de un estudio que está ejecutando Fedesarrollo sobre la industria, que da cuentas de cómo la industria de hidrocarburos ha impulsado la formalidad laboral, el fortalecimiento institucional y los servicios complementarios en los territorios petroleros. Así mismo, cifras preliminares de la investigación muestran que por cada peso producido por la industria, se han generado 1,65 pesos al país.

Por su parte, el CEO de Frontera Energy destacó la importancia de que las empresas de la industria manejen una relación humilde y transparente con las comunidades, en lugar de imponer visiones. Agregó que debe primar el diálogo abierto con los habitantes de las áreas de influencia de la operación.

Al III Congreso ACP que fue realizado en el Club el Nogal de Bogotá, asistieron cerca de 600 personas.