Lunes, 23 Octubre 2017 20:00

Consultas populares entorpecen el desarrollo del país: Lizarralde

El precandidato denunció la presencia de organizaciones que están detrás de las consultas populares “interesadas en limitar el desarrollo rural”.

Por 

En el marco del XVII Congreso Colombiano de Petróleo y Gas 2017, organizado por la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet), el precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Conservador, Rubén Darío Lizarralde, denunció la presencia de organizaciones, según él, interesadas en limitar el desarrollo rural.

El exministro de Agricultura y expresidente de Campetrol aseguró que detrás de las consultas populares que se adelantan en el país hay personas interesadas en entorpecer el desarrollo económico y social de Colombia.

Para Lizarralde, este mecanismo de participación se ha desvirtuado, pues se transformó en un ejercicio político detrás del cual están muchas Organizaciones No Gubernamentales (ONG), empresas y organizaciones con intereses particulares que las impulsan, financiando, en muchas ocasiones, la movilización de las personas en contra de este sector productivo.

“No entendemos cómo la gente se opone al desarrollo; aquí está claro que hay una conveniencia que está frenando el progreso económico y social del país. Colombia es la segunda economía con más pobreza extrema en América Latina, y si queremos cambiar esta realidad, debemos aprovechar los recursos trabajando de manera responsable con el ambiente, por ello es necesario reglamentar las consultas populares y las previas”, afirmó el señor Lizarralde.

Añadió, que este panorama de las consultas incrementa la inseguridad jurídica que hay en el país para la inversión nacional y extranjera, lo cual le quita garantías al sector petrolero que contribuye al país con el 50% de las exportaciones y cerca del 30% del ingreso fiscal.

“Necesitamos blindar jurídicamente al sector minero-energético, pues estas consultas manipuladas han frenado proyectos que cuentan con todos los requisitos para ejercer la actividad. Estas acciones envían mensajes negativos para quienes quieren invertir en el país”, recalcó el versado en el tema de hidrocarburos.

Posacuerdo y desarrollo petrolero

Frente a los acuerdos de paz de La Habana y su impacto en el sector petrolero, el precandidato por el Partido Conservador indicó que, si estos no se reforman, se le colocará “un freno de mano” a la industria energética, pues “allí, en el punto uno, lo que se observa es que se deberá hacer consultas para desarrollar cualquier actividad, lo que sin duda estancará el desarrollo del país”.

Por último, señaló que, al llegar a la Presidencia de la República, impulsará un reajuste de los acuerdos de paz que permita destrabar el sector extractivo ya que, de no hacerlo, se ingresará a un nueva época de importación del crudo.

“Nos quedan cinco años de reservas, y si no nos movemos pronto, todos los ciudadanos pagaremos de nuestro bolsillo la factura por la compra externa del petróleo”, concluyó Lizarralde.