Martes, 21 Noviembre 2017 22:04

Éxito, belleza y diamantes, la mixtura perfecta

La casa de diamantes fundada hace 60 años, es hoy reconocida como una de las más importantes del mundo.

Por 

Su fundador William Goldberg, apasionado por estas piedras patentó además un corte único al cual llamó ASHOKA, marca que es reconocida por hacer los diamantes más especiales del mundo.

Trabajando junto a su madre, Lili Goldberg, su hermano, Saul Goldberg y su cuñado, Barry Berg, Eve ha ayudado a moldear y definir el negocio de joyería de diamantes que su padre fundó hace más de 60 años. La hija del mítico William Goldberg ha sido directora y socia por más de 30 años de esta compañía.

Eve comenzó su carrera en el mundo de la joyería en la revista Jeweler, en donde se desempeñó como editora ejecutiva. Vivió en Italia y Nueva York desde donde hizo reportería sobre el mercado de la joyería italiana y la industria de la moda. A mediados de la década de 1980, se unió a la empresa familiar. Eve fue formada por su legendario padre, William Goldberg, proceso en el cual aprendió todas las facetas del negocio de los diamantes y al poco tiempo se hizo cargo de la comercialización de la marca William Goldberg.

Fundamental en la construcción de marca y comercialización del exclusivo corte de diamante patentado por su padre, ASHOKA; Eve ha contribuido a su éxito internacional. Hoy en día, la colección de joyas de diamantes ASHOKA está disponible en joyerías exclusivas alrededor del mundo como: Boodles, Mabros, Almajed Jewellery, Partrige, Kwiat, Wako y Bauer.

“Nuestra presencia internacional se basa en dos concepto fundamentales muy importantes en esta industria: confianza y lealtad. En el caso de Colombia tenemos los dos con Bauer, gracias a una relación que nuestras familias tienen hace 30 años”, afirma Eve Goldberg.

Eve ha adornado a famosos e importantes clientes de todo el mundo con exquisitos diamantes. Desde Nicole Kidman, hasta Oprah Winfrey, Elizabeth Taylor, Sharon Stone, Reese Witherspoon, Debra Messing y muchos más. La belleza de estas joyas de diamantes es única, impresionante e inequívocamente William Goldberg.

Eve ha llegado a compartir la misma pasión por los diamantes y las joyas de su famoso padre. Es por esta razón, que hoy Eve dedica su vida a llevar a esta empresa familiar a nuevas dimensiones. Desde nombrar una nueva colección, hasta supervisar el diseño de una pieza personalizada y asegurar que todas las piedras famosas cortadas por William Goldberg permanezcan en los libros de historia.