Domingo, 18 Noviembre 2018 07:40

Por necesidades fiscales, Ley de financiamiento urge aprobación: ACP

Por

Las multinacionales con operación en Colombia y otras autoridades en el tema de hidrocarburos le apuestan a mayor dinámica y precisan que el futuro puede ser prometedor si hay condiciones.

La Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, manifestó que el país debe rodear la propuesta gubernamental expresada en la Ley de Financiamiento porque hay graves líos económicos y una bomba fiscal que no da espera, además porque Colombia demanda mayor competitividad toda vez que hay sectores productivos como el de los hidrocarburos que urgen de un régimen fiscal que compita con las condiciones de la región y así poder atraer la inversión extranjera.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el presidente de las ACP, Francisco José Lloreda Mera, indicó que la propuesta del gobierno de reducir las tarifas de renta entre otras medidas, no solo para la industria petrolera, sino para todas las empresas colombianas, es acertada porque la única manera de que el país crezca y salga adelante es con un sector formal de la economía cada vez más grande y pujante.

“Llevamos décadas con una economía en donde la mitad de ésta es informal, y pese a los esfuerzos que hemos hecho, no ha sido posible cambiar esa situación y la única manera de hacerlo es generando empleo formal en empresas grandes, medianas, pequeñas y micro, pero eso solo es posible con decisiones como la que el gobierno le está presentando al Congreso de la República en el marco de la Ley de Financiamiento”, expuso el señor Lloreda.

Dijo que las necesidades del estado son conocidas por todo el país y manifestó que es factible que la propuesta que ha hecho el ejecutivo requiera ajustes en lo que no hay la menor duda desde la industria porque estos se van a introducir, sin embargo reconoció que el país necesita un instrumento de ese estilo si quiere salir adelante.

Lloreda especificó que lo paradójico es que en Colombia nadie quiere impuestos, pero expresó que lo que se hace usualmente es darle palo a las actividades económicas que generan recursos para el país, luego no hay la mínima vacilación que con unos mínimos correctivos, la reforma debe pasar porque dadas las circunstancias es muy necesaria y el Congreso con una responsabilidad superlativa tendrá que aprobarla.

Fracking: Hay que salir del mito

Según el dirigente gremial al término de la primera Cumbre Internacional del Petróleo quedó claro que Colombia tiene una gran oportunidad en yacimientos no convencionales y por eso estimó perentorio hacer mucha pedagogía sobre el tema fracking.

Agregó que por fortuna, el país está en condiciones de desarrollar ese recurso de manera responsable y cuidando el medio ambiente, razón más que suficiente para seguir trabajando en pedagogía y aguardando, eso sí, la recomendación de la comisión de expertos que ojalá permita avanzar en la etapa exploratoria lo antes posible.

Sostuvo que una luz verde en ese sentido traerá mucha inversión lo cual es muy necesario porque en opinión de Lloreda, el país no puede seguir corriendo el riesgo de perder la autosuficiencia energética.

“La mayoría de los colombianos no saben lo que esto significa porque llevamos más de treinta años siendo autosuficientes, insisto, no es sano correr ese riesgo porque a futuro lo lamentaríamos todos”, afirmó Lloreda Mera.

En un siglo, el petróleo le ha dado mucho desarrollo a Colombia

Los cien años de la industria petrolera en Colombia sirvió de excusa para el gran encuentro de la cadena en el país que cumplió una cita de compromiso nacional porque los cien años del sector petrolero colombiano son en gran medida la historia de la industria en Colombia muy ligada a la del país.

“Durante este tiempo esta industria y este sector ha sido un impulsor y un pilar fundamental del desarrollo nacional, de distintas industrias y un grato responsable del progreso, por tal razón nos complace esta celebración, pero entendiendo que es un momento muy importante para pensar, para reflexionar y para ver de qué manera nosotros podemos seguir contribuyéndole a Colombia en un escenario de diversificación energética a nivel internacional, y de cambios tan importantes que se han venido dando en el país”, agregó el presidente de la ACP.

La industria si bien, y evocando al Premio Nobel, Gabriel García Márquez, no ha vivido esos cien años de soledad, en algunas ocasiones si ha tenido momentos de oscura y tediosa soledad, pero la ACP considera que son los menos porque independiente de las satisfacciones y de los sinsabores, los colombianos siempre han sido conscientes de la importancia de la industria petrolera.

“Es tan cierto lo que argumento que si no fuera por esta industria, el país no sería lo que es hoy y como ejemplos está que cuando fue descubierto el pozo la Cira- Infantas hace cien años, Colombia produjo 42 barriles diarios y actualmente esa producción subió a 860.000 barriles por día en promedio. En esa época cuando arrancó la infraestructura vial, el país tenía 400 kilómetros pavimentados, hoy en día hay más de 200.000 kilómetros en vías. Cuando llegó el primer avión a Colombia en 1913, despegó la aviación con combustibles del petróleo y nace una aerolínea que fue el case para que a la fecha más de 40 millones de personas hagan uso anual del servicio aéreo”, anotó el dirigente gremial.

Otro favor del sector de hidrocarburos es la mecanización del campo pues el país pasó de caballos, bueyes y la fuerza de los seres humanos a unas siembras hechas con tractor, mecanizadas y con un gran componente de productividad y competitividad. Indicó que las unidades productoras del campo con más de mil hectáreas, cuentan con maquinaria y tractores que les permite ser más eficientes, facilitando y garantizando la alimentación de los colombianos. A lo anterior se suma la urea, que viene del petróleo y que sirve para fertilizar las siembras.

De manera tajante, y dejando ver el orgullo que produce hablar con axiomas, Lloreda afirmó que el país cambió porque el país fue clave en ese proceso, pero reconoció que a la fecha el gran desafío es mirar hacia adelante.

La geopolítica determina el precio

En materia de precios del petróleo lo único cierto es el día a día porque hacer pronósticos suele ser casi que exclusivo de las artes adivinatorias lo cual en economía no es muy útil porque por lo general los grandes capitales no hacen inversiones a la de Dios o con el consejo de las pitonisas.

Lloreda insistió que hacer pronósticos en la industria es una tarea muy difícil pues hay quienes señalan que el precio va a subir y otros que manejan la hipótesis de que el valor del crudo va camino a desplomarse, empero precisó que en el último mes las cotizaciones del crudo llegaron a 86 dólares por barril y luego bajaron a menos de 66 dólares, es decir una diferencia de 22 dólares en unas semanas mostrando que el mercado suele ser muy volátil.

Reiteró que con todo y lo que se vislumbra en materia de política internacional, de diferendos, de conflictos y de mayores o menores volúmenes de petróleo en el mercado es difícil hacer esos pronósticos porque si bien hay tendencias geopolíticas que marcan un camino, lo cierto es que en cifras es complejo decir que puede pasar.

El presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros, Campetrol, Germán Espinosa, dijo en este medio que afortunadamente hay mucho dinamismo en la actividad petrolera y reportó un movimiento importante lo cual se ve en la demanda de taladros para perforación de campos.

“Seguimos adelante con el número de taladros pues tenemos 138 en operación al cierre de octubre, dinámica que no veíamos desde hace tres años y la cifra, hay que decirlo, está muy cercana al tope que tuvimos en 2010”, declaró el señor Espinosa.

El dirigente cameral sostuvo que hay un compromiso muy grande en las empresas, no solamente de exploración y explotación de hidrocarburos, sino en las de bienes y servicios, justo ahora que son conmemorados los cien años del petróleo en Colombia y los ochenta años de las compañías de bienes y servicios en Colombia.

Campetrol, gremio de treinta años de existencia, manifestó que hoy el entorno es mucho más esperanzador y dijo que por la articulación de industria y gobierno, la confianza y el optimismo logran también curvas importantes.

Explicó que la mayor demanda de taladros es la consecuencia de los mayores precios, pero aclaró que de todas maneras las cotizaciones se caracterizan por su alta volatilidad por lo que hay que ser muy prudentes.

Mirando ciclos y posibilidades, hay buenos pálpitos en la industria, pero Campetrol comentó que para estar cerca de un gran descubrimiento simplemente hay que explorar y por eso, argumentó, la tarea debe aumentar igualmente en sísmica y en hacer pozos pues si hay perseverancia el país lo va a conseguir.

“Hay que conjurar ese fantasma de la importación de crudo, la cosa no es fácil porque tenemos un horizonte muy precario, pero hay un compromiso del gobierno y de la misma industria de reactivar el sector lo cual puede dar muy buenos frutos”, conceptuó Espinosa.

Sobre las tensiones en el mundo y la geopolítica, el presidente de Campetrol consideró que este aspecto es determinante porque de acuerdo a las circunstancias el precio va hacia arriba o hacia abajo, pero muy atado a lo que pase en el mundo y por ello resulta importante trabajar con una visión de largo plazo porque como todo en la vida el petróleo es naturalmente cíclico lo cual con unos precios mucho mejores a los de 2016 y 2017, el factor sigue siendo volátil en un equilibrio inestable como se dice en el sector.

Ecopetrol: Bien dólar, regular precios

Por su parte el presidente de la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, Felipe Bayón Pardo, dijo que resulta importante hacerle seguimiento a la tasa de cambio y a la Tasa Representativa del Mercado, TRM, porque es visible que hace unos años había una correlación directa entre el valor del crudo y el precio del dólar, hoy ese fenómeno no se está viendo.

Afirmó que a la fecha esa subida en la TRM, permitió recibir más pesos por las exportaciones, pero dejó claro que ese mayor valor de la divisa ha estado acompañado con unos menores precios del barril de crudo, lo cual no permite que la dicha sea completa.

“Seguimos analizando el dólar, lo miramos en detalle porque justamente hace parte de las consideraciones que hacemos no solo cuando miremos el presupuesto de 2019 sino en la medida que vayamos revisando todos y cada uno de los proyectos de inversión que tenemos”, indicó el funcionario.

El presidente de la estatal petrolera habló sobre las garantías que exige la industria petrolera y expuso que Colombia tiene una historia de muchas décadas en donde las compañías llegaron al país, en ocasiones en condiciones difíciles, y se quedaron. Agregó que ese voto de confianza es una demostración en el sentido que hay potencial y que hay de hecho interés en las petroleras, pero manifestó que no debe dejarse de lado la necesidad de seguir siendo competitivos porque aclaró que Colombia no está aislada en el mundo razón por la que se compite con muchísimas regiones y países, en donde la gente eventualmente se puede llevar esas inversiones.

Hay que retomar la senda: ANH

Finalmente el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, Luis Miguel Morelli, escribió que el reto es volver al país por la senda del éxito industrial que tuvo entre los años 2010 y 2014 cuando las inversiones superaron los cinco mil millones de dólares y la producción estaba por encima del millón de barriles diarios.

En ese intento Morelli fue enfático en señalar que es necesario hacer propender por una transición y retomar el camino de dinamizar la industria y garantizar la seguridad energética de Colombia.

A juicio del señor Morelli, el panorama es innegablemente lánguido para el sector de hidrocarburos ya que desde hace cuatro años no se firman contratos y por eso estimó importante tener reglas claras de juego para atraer la inversión.

“Es necesario crear confianza, bajar costos de producción, mejorar medidas fiscales y hacer contratos más flexibles para ser más competitivos”, recalcó Morelli.

Asimismo reiteró el funcionario que entre las tareas a cumplir esta el fortalecimiento del diálogo con las comunidades y la continuidad de una línea articulada entre gobierno, entidades, empresas y academia para promover el sector.

Según los análisis del funcionario, en las exploraciones costa afuera y los yacimientos no convencionales basa sus esperanzas la entidad para aumentar las diezmadas reservas de aceite de piedra.

“Nuestro compromiso es trabajar de manera decidida y eficiente para lograr que la industria de hidrocarburos en Colombia vuelva a brillar”, concluyó Luis Miguel Morelli.

Al término de la primera cumbre mundial del petróleo que fue adelantada bajo el techo del Centro de Convenciones, Ágora, fueron muchos los rostros optimistas, todos con sonrisas, fruto de un mejor año y manos estrechadas en señal de nuevos negocios, de mayor confianza y mucho más inversión. La industria articulada toda en este vital encuentro demostró que quiere empujar y dar resultados, y por ello espera el concurso del gobierno, del Congreso y de los Altos Tribunales, porque a juicio de los expertos, la exploración y la extracción de hidrocarburos es rentable, pero con avales jurídicos, reglas de juego claras y un entendimiento más a profundidad por parte de las comunidades de la verdadera importancia del petróleo en el desarrollo del país, desarrollo que empezó con la Cira-Infantas en las entonces inhóspitas tierras santandereanas para seguir por todo el territorio llevando salud, educación, vías, capacitación, empleo, riqueza y todo un compendio de inversión para el mejoramiento de la calidad de vida.

Visto 582 veces