El Gobierno de Rusia cuenta con que a largo plazo el petróleo cotice entre 50 y 55 dólares el barril. Mientras tanto, Goldman Sachs y la Agencia Internacional de la Energía avisan de que a mediados de la próxima década el mundo experimentará un déficit de crudo que hará que se encarezca.

Publicado en Minería y petróleo