En manos de la administración actual está priorizar el uso del gas natural vehicular (GNV) en la licitación para la nueva concesión de operadores para el servicio de aseo en Bogotá.