Martes, 23 Octubre 2018 16:28

¿Por qué los analistas estadounidenses sugieren invertir en los valores rusos?

Por

Gracias, EEUU! Rusia e Irán sustituyen su rivalidad por una alianza en el ámbito gasístico.

La revista Forbes confirmó una vez más la reputación de los estadounidenses como gente de negocio ante todo. Un colaborador del medio sugiere olvidar los sentimientos personales hacia el presidente ruso Vladímir Putin y sacar ganancias de la inminente subida de los precios de crudo por las sanciones anti-iraníes.

El autor del análisis, Simón Constable, especializado en economía aplicada, sugiere aprovechar la entrada en vigor de las sanciones contra Irán el próximo 4 de noviembre y capitalizar el auge de las grandes empresas rusas que siempre acompaña el alza de los precios del petróleo.

Sanciones contra Irán

Los expertos encuestados por Constable dudan que la Administración Trump sea igual de generosa con las exenciones del régimen de las sanciones como su antecesora, así que las medidas de EEUU buscarán castigar a todos los que compren hidrocarburos iraníes. Esta determinación puede elevar el precio de petróleo hasta unos 90 dólares, según las estimaciones citadas en el artículo.

El mercado petrolero depende mucho de la oferta disponible, y la obstaculización de la llegada del crudo iraní podría resultar en la 'desaparición' de una considerable parte de la oferta diaria.

Peor aún, las sanciones no son el único factor, advierte Constable. La caída de la extracción en Venezuela, la inestabilidad de los suministros en Libia, los frecuentes enfrentamientos en Nigeria y la frágil estabilidad de Irak, todos proveedores importantes, contribuyen a la tendencia para el aumento.

Sanciones contra Rusia

La industria petrolera de Rusia es mucho más viable de lo que creen en Occidente. A su vez, las prometidas sanciones contra Rusia "probablemente no serán muy graves", según el autor, y sus interlocutores coinciden que la gravedad de las nuevas medidas será muy inferior a la declarada inicialmente.

En este caso particular, no se esperan sanciones contra los gigantes petroleros rusos, y esta información ya es suficiente para muchos inversores.

Además, Rusia, siendo un mercado de valores "relativamente asequible" desde el punto de vista de coste-ganancias, atrae el interés de los inversionistas extranjeros por ser, efectivamente, 'ganancias fáciles', aunque los expertos citados no esperan ingresos muy elevados dado el actual clima empresarial en el país.

Constable apunta que los mercados de este tipo, baratos para entrar, suelen tener un mejor rendimiento que los mercados con valores costosos. Rusia es el tercer mercado según esta característica, superado solo por Turquía y Argentina, dos países que viven una aguda crisis financiera acompañada con una rápida depreciación de la moneda nacional.

Mientras el autor no descarta un riesgo parecido para el rublo ruso, reconoce que el país está mucho más sólido ante esta amenaza dado su superávit en el comercio exterior y una deuda estatal pequeña: un 12,6% del PIB nacional, en comparación con un 80% en el 2000.

Ambos factores contribuyen a la estabilidad de la moneda nacional rusa en tiempos tranquilos, y el inminente crecimiento de los precios de petróleo significan que, "como mínimo, el rublo ruso no va a debilitarse", concluyó el economista.

Visto 184 veces