Miércoles, 19 Diciembre 2018 23:48

Punto de no retorno, Trump empuja la deuda de EEUU hasta un nivel crítico

Por

El Fondo Monetario Internacional (FMI) comunicó que la deuda global estableció un nuevo récord al ascender a 184 billones de dólares el año pasado.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, comunicó que el volumen de la deuda global en el sector público y privado ha aumentado el 60% en la última década. Según Lagarde, esta acumulación de deuda hace que los gobiernos y las empresas sean más vulnerables frente a las tasas de interés más altas en EEUU. Esta situación amenaza con causar una caída de fondos y desestabilizar sus economías.

En el Fondo Monetario Internacional, FMI, consideran que las reformas han fracasado en la mayor parte de los países. Estas medidas fueron necesarias para proteger al sistema bancario de las acciones arriesgadas y precipitadas de los financistas que provocaron el colapso hace 10 años.

Natalia Dembínskaya, periodista rusa también recalca que un volumen tan enorme de deuda global es muy peligroso, sin embargo todavía es posible evitar la crisis si se reforma el sistema financiero.

Estados Unidos

"La enorme carga de la deuda en Estados Unidos, que supera más de 21,5 billones de dólares a raíz del crecimiento del déficit presupuestario, amenaza con hacerse incontrolable", enfatiza la columnista.

En verano de 2018, el congresista estadounidense Andy Biggs advirtió que EEUU podría entrar en bancarrota en 8 o 10 años.

"Pienso que estamos dirigiéndonos al borde de un pprecipici. Imagínese que es una cascada, nosotros estamos en un barco y está a punto de llegar el momento en que será imposible salir si no hacemos algo inmediatamente", declaró Biggs.

El fundador del mayor fondo de cobertura del mundo, Bridgewater Associates, el multimillonario Ray Dalio, explicó que la ampliación del triple déficit de EEUU próximamente distanciará a los compradores extranjeros de los bonos estadounidenses, lo que provocará la depreciación del dólar en 30%.

Dembínskaya recalca que a pesar de todas estas advertencias "es imposible esperar que la situación con el presupuesto de EEUU mejore". Hoy en día el país norteamericano gasta más dinero del que recibe y por eso se ve obligado a endeudarse.

Durante el Gobierno de Trump la deuda de EEUU ha crecido al ritmo más rápido desde 2012. Según la agencia Bloomberg, desde que el magnate ocupa el cargo del presidente, la deuda estadounidense creció en 1,9 billones de dólares. Para el fin de su mandato se espera que crezca en 4,4 billones de dólares.

China

El país asiático puede ser otro culpable de la futura crisis global, opina la periodista rusa. La economía sumergida en China ha alcanzado las dimensiones realmente alarmantes.

"Los bancos chinos pasaron a financiar con mayor gusto las entidades no bancarias como las casas de bolsa y los prestamistas que son intermediarios entre los bancos y los negocios. El volumen de la economía sumergida, en particular de su sector crediticio, alcanzó en China casi 7 billones de dólares", recalca la autora del artículo.

En el FMI consideran que esta burbuja es capaz de destrozar la economía del país y provocar una nueva crisis asiática, parecida a la que se produjo en 1997.

Visto 178 veces