Sábado, 22 Diciembre 2018 12:16

Por qué los inversores tienen que estar preparados para lo peor

Por

Expresidente de la Reserva Federal de EEUU, Alan Greenspan, declaró que no piensa que los precios de los valores bursátiles vayan a crecer mucho más del nivel en el que se encuentran actualmente.

Aunque el economista estadounidense recalcó que todavía existe la posibilidad de que los mercados puedan crecer algo, la corrección será dolorosa, informa el medio citando las palabras del expresidente de la Reserva Federal, "Al final de esta carrera, corran en busca de protección", advirtió a los inversionistas.

Greenspan advirtió también que EEUU puede estar encaminándose a un periodo de estanflación, una mezcla tóxica de circunstancias en que la economía sufre a la vez una alta tasa de inflación y de desempleo. El país experimentó por última vez un episodio semejante en los años 70 y a comienzos de los 80 del siglo pasado, explicó que la futura crisis puede ser provocada por activos tóxicos.

Los mercados se han tambaleado en las últimas semanas. Estas turbulencias se produjeron después de que los inversores se pusieran a vender valores tomando en consideración mensajes que llegaban desde la Casa Blanca acerca del estatus de las negociaciones comerciales con China y los temores crecientes respecto a la ralentización económica global.

Estas turbulencias en los mercados se produjeron poco antes del encuentro que la Reserva Federal sostuvo el 19 de diciembre y donde se esperaba que levantara la tasa de interés por cuarta vez este año. El índice bursátil S&P 500 cerró la jornada el pasado 17 de diciembre en su nivel más bajo desde octubre de 2017, mientras que el Dow Jones se desplomó en 600 puntos.

"La volatilidad en los mercados está relacionada con la forma en que hablamos, pensamos y sentimos y es variable", aseguró Greenspan.

Donald Trump, que señaló que durante su Presidencia intentaría cuidar el estado de la economía, acusó al actual presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, de tratar de debilitarle políticamente mediante la ralentización de la economía estadounidense, informó la cadena.

Trump acusó concretamente a la Reserva Federal de EEUU de la retirada que se produjo en el mercado en octubre de 2018, aseverando que "estaba fuera de control". Además, el mandatario estadounidense acusó a esta entidad financiera de ser un problema más grande que China.

Visto 142 veces