Sábado, 29 Diciembre 2018 02:37

Presupuesto se estrella contra el muro: Trump suspende trabajos

Por

El trabajo del Gobierno de Estados Unidos ha sido suspendido al menos hasta enero, ya que el Congreso no aprobó el presupuesto para el año próximo.

El obstáculo fue la demanda de Donald Trump de incluir en el documento el costo de construir el muro a lo largo de la frontera con México por un valor de 5.000 millones de dólares.

El muro, destrozado por el presupuesto

A mediados de diciembre, Trump amenazó con no aprobar el presupuesto a menos que el Congreso incluyera 5.000 millones de dólares para la construcción del muro llamado a separar Estados Unidos de México. Pero si bien la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, estaba de acuerdo con estos gastos, los demócratas se negaron y bloquearon el proyecto de ley en el Senado.

Como resultado, nueve agencias federales se quedaron sin fondos, incluyendo el Departamento de Estado, de Justicia, de Finanzas y de Seguridad Interna. Museos, parques federales y varias atracciones, incluida la Estatua de la Libertad de Nueva York, se cerrarán debido a la imposibilidad de pagar los salarios del personal, escribe Natalia Dembínskaya en su artículo para la versión rusa de Sputnik.

No habrá milagro de navidad

La posibilidad de reanudar la financiación del presupuesto hasta finales de año se considera de momento un 'milagro navideño'. La próxima votación sobre el presupuesto en el Congreso tendrá lugar el 27 de diciembre, pero la Casa Blanca ya ha dejado claro que no hará concesiones.

En este caso, los congresistas volverán a la discusión del presupuesto solo el 3 de enero. El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, recalcó que cualquier propuesta que requiera dinero para construir el muro sería rechazada por sus aliados.

En respuesta, Trump amenazó con prorrogar el 'shutdown’, cierre gubernamental. "¡La gente no quiere tener fronteras abiertas y que la criminalidad se dispare!", declaró el presidente de EEUU.

Los agricultores bajo ataque

Los economistas señalan que, a primera vista, no hay nada de qué preocuparse, la suspensión del trabajo del Gobierno no tendrá casi ningún efecto en la vida real. Pero en tiempos difíciles para la economía de Estados Unidos, el retraso en el financiamiento del presupuesto creará dificultades adicionales.

Muchos agricultores estadounidenses que sufrieron la guerra comercial de Trump con China se quedarán sin los pagos que necesitan, apunta Dembínskaya. Los productores agrícolas reciben subvenciones estatales de 12.000 millones de dólares como parte del paquete de ayuda de emergencia.

La Administración Trump introdujo en julio este programa de apoyo para compensar parcialmente a los productores de soja, maíz, algodón, almendras, productos lácteos, carne de cerdo, sorgo y trigo por la pérdida del mercado chino.

Los productores de soja sufren más que los demás. Antes del comienzo de la guerra comercial, Estados Unidos era el segundo mayor proveedor de este cultivo a China, pero en noviembre, redujo a cero la importación de soja estadounidense en respuesta a los aranceles estadounidenses.

La parálisis presupuestaria fue un 'shock' no solo para los agricultores, sino también para los inversores. El mercado de valores estadounidense reaccionó a la suspensión de las operaciones del Gobierno con el mayor colapso de la última década.

Visto 239 veces