Miércoles, 06 Febrero 2019 23:09

Norteamérica, el preludio de una caída histórica en la producción de automóviles

Por

Se avecinan profundos ajustes en la industria automotriz de América del Norte para este 2019.

América del Norte es la región más dinámica en la producción de automóviles, porque incluye al mercado estadounidense. Sin embargo, el economista Humberto Juárez, investigador de las cadenas de producción en la región, especializado en ese sector, indicó a Sputnik, que en 2017 y 2018 se confirmaron las tendencias a la baja que datan del comienzo de la década.

Por una parte, las camionetas ligeras ('light trucks') han ganado terreno ante los coches tradicionales. Esta tendencia se puede observar en las siguientes gráficas elaboradas por el experto de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), tanto para el consumo en EEUU como para la producción en los tres países del continente.

En 2013 se registró el pico de producción de automóviles, con 7,1 millones de unidades. Esta cifra fue cayendo durante los cinco años siguientes, hasta que en 2018 se produjeron 5,2 millones de automóviles en América del Norte.

"La diferencia es de casi 2 millones de unidades menos entre 2013 y 2018. Este es el preludio de una caída histórica. En 2009 se produjeron 4 millones de autos, así como van las cosas, 2019 va a llegar a ese punto", sostuvo el especialista a este medio.

Esto explica los recortes de trabajadores e inversiones que las principales marcas automotrices han hecho en México, el país donde se concentró buena parte de la producción regional de automóviles, después de la crisis que vivió la industria en los años 2008 y 2009.

Ese momento trajo una primera reestructuración en la industria: la producción de camionetas o light trucks y automóviles de nueva generación (híbridos y eléctricos) se concentraría en Estados Unidos.

"Ese fue un acuerdo entre el Gobierno estadounidense, el sindicato United Automobile Workers (UAW) y las empresas que cumplieron muy bien, porque las inversiones previstas para el período posterior a 2012 en China, Brasil y México fueron contraídas. El país que quedó peor parado fue México, porque fueron miles de millones de dólares que no llegaron al país y, además, nos dejaron como fabricantes de automóviles básicamente. Autos que han estado más afectados por las tendencias en el consumo en los Estados Unidos", dijo Juárez a Sputnik.

El recorte este mes de 1.000 empleados de dos plantas de Nissan en México junto a los de General Motors y Ford durante 2018, acusa este golpe.

Los cinco modelos de automóviles Nissan que se ensamblan en México han sufrido caídas "tremendas", dijo el experto, quien agregó que para el caso de México representan un golpe especialmente duro a los trabajadores.

Además, sostuvo el catedrático de la BUAP, el 2019 traerá otra ola de cambios en la industria automotriz para cumplir con las reglas que aumentaron el contenido regional en la producción de automóviles, consagradas en el nuevo acuerdo USMCA (iniciales en inglés de EEUU, México y Canadá), emanado luego de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El experto expuso que se emplearán cada vez más partes fabricadas en algún país de América del Norte, que básicamente son Estados Unidos y Canadá, mientras lentamente se cortan las líneas de abastecimiento que vienen de Europa y Asia. Añadió el economista que el acero será el principal punto de conflicto en este movimiento.

"Tienen tiempo suficiente hasta 2023 para lograrlo. Lo que vamos a ver en 2019 es el inicio de esta doble reestructuración", concluyó.

Visto 236 veces