Martes, 26 Febrero 2019 20:55

Moody's advierte sobre riesgos por rescate financiero de Pemex

Por

El anuncio, consideró la calificadora, es negativo para el Gobierno mexicano que puede afectar el indicador de confianza.

Un plan gubernamental de rescate financiero para la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), que contempla apoyos fiscales, tiene una implicación negativa para el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, indicó la agencia calificadora Moody"s Investor Services.

"El anuncio es negativo para el Gobierno, no solo el alivio fiscal adicional para Pemex afectará los ingresos del Gobierno, sino que, en general, si la confianza del mercado no mejora, Pemex requerirá un respaldo soberano adicional en 2020 y más allá, erosionando las finanzas públicas", advierte la calificadora.

Los bonos de la deuda soberana de México tienen ahora en el elevado nivel de grado de inversión A3, si se consuman los temores por el citado plan podría cambiar la perspectiva de esos papeles, actualmente estable.

"Vemos la posibilidad de que se mueva la perspectiva" de la economía mexicana, dijo el martes la especialista en la deuda soberana de México de la agencia calificadora de riesgo financiero, Jaime Reusche, en Nueva York (EEUU, noreste).

El plan gubernamental para apoyar a Pemex consiste en acceso a 3.800 millones de dólares en medidas de apoyo este 2019, con una "reducción de la carga fiscal", anunciado por López Obrador el 15 de febrero pasado. El pesimismo en los mercados hacia Pemex, cuya deuda rebasa los 100.000 millones de dólares, es impulsado por las preocupaciones sobre las grandes necesidades de financiamiento para este año, de unos 14.000 millones de dólares.

"Ese sentimiento no mejoró como resultado de las medidas anunciadas", asegura en un documento Moody's.

El paquete de respaldo a Pemex tiene dos implicaciones de crédito "negativas" para el Gobierno, según el estudio. En primer lugar, la reducción en la recaudación de impuestos de la petrolera en 750 millones de dólares anuales menos podría comprometer los objetivos presupuestarios del Gobierno, que contiene estrictas suposiciones de ingresos y gastos para 2019.

El presupuesto federal aprobado por el Congreso para 2019 contempla un superávit fiscal primario (antes del pago de deuda) equivalente al uno por ciento del Producto Interno Bruto, lo cual "aumenta el riesgo de que las cuentas fiscales puedan deslizarse más de lo previsto" este año, dice la agencia financiera.

"En segundo lugar, la naturaleza decepcionante de este anuncio en relación con las expectativas del mercado y los desafíos de financiamiento a mediano plazo de Pemex sugiere que se requerirá más apoyo del soberano", dice la calificadora de riesgo.

De hecho, los rendimientos de los bonos de Pemex se dispararon en los mercados financieros después del anuncio. El plan gubernamental considera además un ahorro estimado en 2.500 millones de dólares, resultado del éxito de un plan de combate al robo de combustible, que le costó a Pemex más de 3.000 millones de dólares el año pasado.

Visto 154 veces