Sábado, 13 Abril 2019 23:14

Economía global entra en desaceleración sincronizada: "presagio ominoso"

Por

Estados Unidos, China y Europa muestran una imagen similar de indicadores económicos generalmente decepcionantes en los últimos seis meses.

La economía global entrará en desaceleración sincronizada en 2019, pronostica el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los analistas advierten que puede ser un "presagio ominoso" para muchas economías del mundo.
Alrededor del 70% de la economía mundial, medida por el PIB, experimentará una desaceleración este año, según las previsiones del FMI.

Hace un año, la actividad económica se aceleraba en casi todas las regiones del mundo. Pero un año después, mucho ha cambiado, constata la directora del Departamento de Investigación del FMI, Gita Gopinath.

La escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el necesario endurecimiento del crédito en China, el estrés macroeconómico en Argentina y Turquía, las perturbaciones en el sector automotriz en Alemania y el endurecimiento financiero junto con la normalización de la política monetaria en las grandes economías avanzadas han contribuido a debilitar significativamente la expansión mundial, especialmente en la segunda mitad de 2018, explica Gopinath en su blog.

Los analistas del Instituto Brooking y el diario Financial Times, observan, a su vez, que los indicadores de confianza y los datos económicos de las economías avanzadas y emergentes se han ido deteriorando desde el otoño pasado, lo que sugiere que se está desvaneciendo el impulso en el crecimiento global y es necesario recurrir a nuevas formas de estímulos económicos.

Según su informe, Estados Unidos, China y Europa muestran una imagen similar de indicadores económicos generalmente decepcionantes en los últimos seis meses.

El profesor de la Brookings Institution, Eswar Prasad observó que la desaceleración todavía no parece dirigirse hacia una recesión global, pero todas las partes de la economía mundial pierden impulso.

"La naturaleza de la desaceleración tiene presagios ominosos para estas economías en los próximos años, especialmente teniendo en cuenta las restricciones actuales de las políticas macroeconómicas que podrían estimular el crecimiento", explicó.

Al mismo tiempo, los autores del artículo del FT señalan que los retrasos en el acercamiento comercial entre los Estados Unidos y China también generaron dudas sobre las perspectivas de un mayor impulso para la economía global en la segunda mitad del año.

Las tensiones comerciales y la incertidumbre que han generado probablemente dejen una cicatriz duradera en la economía mundial. Esta incertidumbre socava la confianza de las empresas y deprime la inversión privada, lo que afecta el crecimiento de la productividad a largo plazo, aclaró el profesor Prasad.

"Es probable que los altos niveles de deuda pública limiten la capacidad de las principales economías avanzadas para contrarrestar una desaceleración a través de los estímulos fiscales", afirmó.

Prasad agregó que la política monetaria convencional sigue siendo limitada en muchas economías avanzadas donde las tasas son cercanas o inferiores a cero, mientras que cualquier otra medida de política monetaria no convencional conlleva riesgos significativos y resultados inciertos.

Visto 141 veces