Domingo, 17 Mayo 2015 09:11

Desaceleración estadounidense puede debilitar más su moneda

También, otros datos de abril afirman que la debilidad del primer trimestre se filtra en el segundo trimestre. Lo anterior podría extender un poco más la debilidad del dólar y aumentar la volatilidad en los mercados accionarios a nivel internacional.

Por 

 

Por: Julián Cárdenas Fonseca
Analista de Portafolios Especiales de protección

La semana anterior, el mercado accionario internacional repuntó marginalmente gracias a los Estados Unidos aunque con cifras que aún no muestran recuperación para el segundo trimestre. Las dificultades en Grecia impactaron a las acciones en Europa. Los mercados emergentes se recuperaron de la mano de un incremento semanal de las materias primas. Sin embargo, Colombia siguió en retroceso en medio de fatigas y críticas en las obras de infraestructura 4G, los resultados de Ecopetrol y de la medida cautelar que suspende la venta de ISAGEN.

Al 9 de mayo, 264 mil estadounidenses solicitaron por primera vez el seguro de desempleo. Así, en el último mes el promedio de solicitudes alcanzaron el nivel más bajo desde abril de 2000, una evidencia de que el mercado laboral se fortalece a pesar de la reciente desaceleración. Sin embargo, algunas cifras a abril como las ventas al por menor y el índice de Precios al Productor han mostrado desaceleración.

También, otros datos de abril afirman que la debilidad del primer trimestre se filtra en el segundo trimestre. Lo anterior podría extender un poco más la debilidad del dólar y aumentar la volatilidad en los mercados accionarios a nivel internacional. Aunque hay algunos datos que empiezan a observar mejora, ésta es incipiente. En abril, la producción industrial en los Estados Unidos reportó una variación de -0.3%, inferior a lo esperado por el consenso de los analistas (0%). Sin embargo, lo anterior lo compensaron revisiones al alza del mes anterior de -0.6% a -0.3%. Una de las razones de la debilidad en estas cifras ha sido la fortaleza del dólar, la debilidad en el sector minero, en particular en la industria de petróleo y gas, como en el sector de servicios por los cambios climáticos.

En otro reporte, la Encuesta Manufacturera de Nueva York, registró en mayo un incremento de 3.09% superior a lo observado en abril (-1.19%) pero inferior a lo esperado por el consenso del mercado (5%). Este último es especialmente importante porque es la primera mirada a la industria del quinto mes. El subíndice de nuevas órdenes aumentó de -6 a 3.9 unidades pero la brecha con los inventarios es aún estrecha. Además, los índices relacionados con empleo e inversión mostraron una desaceleración. Lo anterior confirma que en el corto plazo no se espera una recuperación pronunciada y posiblemente el repunte en las tasas de los títulos de deuda a 10 años (Tesoros) de 1.64% a finales de enero a 2.14% al cierre de la semana, tiene que ver con una visión de largo plazo de recuperación y con la reciente debilidad del dólar a nivel global. Esta última podría extenderse más si las cifras en Estados Unidos y los comentarios de la autoridad monetaria muestran un panorama de desaceleración temporal en el corto plazo.

En Europa, Grecia ha realizado un esfuerzo para lograr un acuerdo con sus acreedores pero aún tiene en vilo al mercado. El primer ministro, Alexis Tsipras, cada vez con menos cartas en la negociación, trabaja muy de cerca de su gabinete para buscar una salida a las difíciles negociaciones con sus prestamistas. La semana pasada, para aumentar la presión sobre Grecia, se publicó que el Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre de 2015 registró una variación de -0.2%, con lo que oficialmente entró nuevamente en recesión, de la cual se había salido a comienzos de 2014. Por ahora, seguimos pensando que Europa presenta una oportunidad para el mediano y largo plazo, y que aunque es muy importante que se resuelva la situación en Grecia, el plan de estímulo monetario será la principal guía para invertir en el viejo continente.

A su vez, a pesar de la desaceleración reciente de las cifras de vivienda estadounidense, es posible que las condiciones económicas actuales favorezcan al sector de la construcción en el mediano y largo plazo. Precisamente, esta semana el mercado estará muy atento a los resultados del índice de constructores NAHB de mayo (por sus siglas en inglés de National Association of Home Builders) y a las cifras de abril de inicios de vivienda, permisos de construcción, ventas de vivienda nueva y ventas pendientes de vivienda. También se publicarán las memorias de la última reunión de la Reserva Federal de los Estados Unidos (28 y 29 de abril).

En el mercado local, se conocerán las cifras de importaciones y de balanza comercial a marzo junto con las cifras de confianza de comercio al por menor e industria de abril. Por último, al cierre de la semana, se reunirá la Junta Directiva del Banco de la República para decidir su postura frente a las tasas de interés. La encuesta más reciente realizada entre los analistas del mercado, publicada por Reuters, indica que el Banco Central dejaría las tasas de interés inalteradas en 4.5% por noveno mes consecutivo. Nosotros pensamos lo mismo.