El escenario es propicio para abrir mercado en Estados Unidos y en ese sentido los productos agrícolas tienen una inmensa oportunidad más si estos llevan un alto componente de valor agregado y buenas prácticas agrícolas.

Tras la firma del Acuerdo de Paz, el país debe potenciar su oferta exportable agrícola mediante los incentivos y programas para la trasformación del campo que adelanta el Gobierno Nacional.

A través de este mecanismo, AmCham Colombia se une con empresarios colombianos y americanos para fomentar el crecimiento del sector privado.

El Gobierno Nacional y las FARC sientan un histórico punto de partida hacia una Colombia en paz.

Frente a la difícil coyuntura que actualmente se vive tanto en nuestro país como en Estados Unidos, la pendiente reforma tributaria será crucial para estimular la inversión e internacionalización del empresariado colombiano.

La Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham, ve con esperanza el nuevo camino que inicia Colombia por el cual transitará al progreso, al crecimiento económico y social.

Empresarios de Estados Unidos y de otras latitudes están mirando con interés el proceso en Colombia, país al que le ven potencial con el valor agregado de la paz.

Durante la presentación de la tercera fase del programa se expusieron los alcances, avances y próximos pasos de esta iniciativa que busca seguir impulsando la competitividad y crecimiento de las empresas exportadoras colombianas.

Representantes del gobierno colombiano y la delegación estadounidense que visita esta semana el país concluyen que sucesos adversos como la caída de los precios del petróleo y otras materias primas representan una oportunidad para el desarrollo económico de la nación.

La Cámara de Comercio Colombo Americana, AMCHAM, considera que el acuerdo comercial será un éxito para el país en el tiempo, pero ello en la medida que se logren hacer las tareas en infraestructura y en otros frentes.