La economía de Alemania necesita de la demanda en otros países, más que la suya propia, para mantenerse en pie.

Publicado en Mundo económico