Jueves, 01 Octubre 2015 10:46

Argentina lanza su segundo satélite de telecomunicaciones para cubrir América

Buenos Aires (EFE). Lanzo  al espacio el Arsat-2, el segundo satélite geoestacionario, brindará servicios a Latinoamérica.

Por 

El satélite de comunicaciones fue lanzado con éxito, adosado al cohete Ariane 5, desde el puerto espacial que posee la Unión Europea en Kourou, en la Guayana Francesa, en una operación que fue seguida en vivo desde la estación terrena de la localidad bonaerense de Benavídez y trasmitida por la televisión pública argentina.

Según destacó el Gobierno argentino en su sitio web, el Arsat-2 mejorará los servicios de televisión, internet, datos y telefonía y permitirá exportar contenidos audiovisuales a todo el continente americano.

Tras el lanzamiento, la presidenta argentina, Cristina Fernández, difundió un mensaje por cadena nacional, en el que aseguró que con la puesta en órbita en octubre de 2014 del Arsat-1, también para telecomunicaciones, y con el Arsat-2, Argentina alcanza "soberanía satelital".

"Con este Arsat-2 que hemos puesto en órbita, ya no solo alcanzamos la plataforma continental argentina, sino que cubrimos todas las Américas", aseguró la mandataria.

El ministro de Planificación argentino, Julio de Vido, viajó a Kourou para presenciar el lanzamiento y dijo a la prensa que Argentina ya planea poner en órbita en 2019 un tercer satélite y otros dos entre 2020 y 2023.

La misión VA226 de la empresa europea Ariane transportó, además del Arsat-2, al satélite de bandera australiana Sky Muster.

El Arsat-2 fue liberado a 250 kilómetros de altura, a una velocidad cercana a los 30.000 kilómetros por hora, y desde allí fue dirigido hasta su órbita final, a 36.000 kilómetros de la Tierra.

Fernández destacó en su mensaje que este segundo satélite requirió una inversión de 200 millones de dólares y demandó tres años de fabricación.

La presidenta explicó que el 50 por ciento de los componentes del aparato es de origen argentino, con 130 empresas locales y 18 extranjeras que proveyeron las diversas piezas.

La jefa de Estado precisó que, desde 2003, Argentina lleva invertidos en su plan de telecomunicaciones 4.950 millones de dólares, de los cuales 1.050 millones se destinaron a satélites y acceso al espacio.

"Estamos ya no ante una inversión de infraestructura, sino ante una inversión de soberanía espacial", aseguró la mandataria.

Fernández recordó que en 2003 Argentina estaba a punto de perder las dos órbitas que le habían sido asignadas, por lo que el entonces Gobierno de Néstor Kirchner resolvió en 2006 crear la empresa estatal Arsat para desarrollar satélites.

"Hoy somos uno de los diez países que producen satélites en el mundo. Solamente nosotros lo hacemos en el Cono Sur americano", subrayó Cristina Fernández.

Con este nuevo satélite, que pesa tres toneladas, las empresas argentinas podrán exportar datos, dar acceso a internet, señales de televisión y establecer enlaces punto a punto.

"O sea, esta no es solo una inversión en ciencia y tecnología. Ésta es una inversión productiva, para la economía y las empresas, en un campo donde la rentabilidad no tiene techo", señaló la presidenta.

En este marco, Fernández anunció que enviará al Parlamento un proyecto de ley para el desarrollo de la industria satelital argentina.

La iniciativa declara de "interés público" el desarrollo de la industria satelital "como política de Estado y prioridad nacional", crea el plan satelital geoestacionario argentino 2015-2035 y establece que Arsat ejecutará dicho plan.

Fernández dijo que el proyecto tiene como objetivos proteger las posiciones orbitales argentinas, construir satélites en el país y desarrollar servicios satelitales. EFE