Lunes, 13 Junio 2016 23:00

Camioneros solo suspenderán el paro si llegan soluciones

Los miles de transportadores de carga agrupados en la ACC empezaron a recibir más respaldo y dicen que el problema no lo conjura un documento Conpes.

Por 

Gobierno y transportadores sostendrán un encuentro este martes en el ministerio de Transporte para tratar de llegar a un acuerdo que les lleve soluciones a los miles de camioneros que reclaman del ejecutivo un mejor trato y la elaboración de una política que compense a un sector que de a poco está llegando a la banca rota.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, la presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros, ACC, capítulo Antioquia, Orfa Henao Cataño, aseguró que contrario a lo que muchos pensaban, el paro camionero está creciendo porque con el paso de las horas son más los equipos que están siendo inmovilizados.

Como en el resto del país, en Medellín y en Antioquia muchos camioneros se están concientizando de la problemática camionera y por tal razón optaron de manera pacífica por guardar sus automotores para reducir paulatinamente la oferta de transporte hasta que no salga humo blanco de la cartera de Transporte de la que se esperan anuncios y acciones más no promesas o documentos de Política Económica y Social, Conpes, que a juicio de los camioneros, no son más que soluciones a medias matizados por la retórica y la demora.

Este martes desde las dos de la tarde comenzarán las negociaciones entre el ejecutivo y los camioneros que llevan un pliego extenso, pero lleno de coherencia y desespero porque en Colombia se sigue operando a las tasas más elevadas del mundo haciendo que la competitividad pase por debajo de la cerca en detrimento de un gremio que lo único que la ha entregado al país es progreso, crecimiento, empleo y desarrollo.

En la lista están asuntos como la urgencia de morigerar los precios de los combustibles que en época de altos precios del petróleo subieron a tasas impagables, dejando en las estaciones de servicio buena parte de la rentabilidad de la actividad, pero que con la descolgada de los precios del crudo dichos precios en los combustibles líquidos siguieron pegados del techo.

“Estamos también pidiendo un pago justo y oportuno de los fletes, queremos que nos garanticen seguridad social y desde luego que no nos pongan a pagar peajes tan elevados con obras que ni siquiera están en un diseño. Otro punto es el mejoramiento en la calidad de vida de los camioneros, el trabajo en condiciones de tranquilidad y sitios adecuados de cargue y descargue en dónde ellos puedan cambiarse, en fin no pedimos cosas imposibles, solo exigimos que nos permitan operar en condiciones de rentabilidad y dignificando el trabajo de quienes pasan su vida detrás de un volante, transportando el desarrollo económico, no pedimos ni regalos, ni tratos preferenciales, mucho menos asistencialismo, solo respeto, tarifas decentes y tranquilidad porque hacemos parte importante del tejido social”, declaró la señora, Henao Cataño.

Otra inquietud y petición reiterativa es el de usar con fines económicos y sociales los dineros de la chatarrización porque estos dineros que están en poder del gobierno hacen parte del único patrimonio del camionero con lo cual pueden recibir una ayuda y un plan de vivienda con la plata que producen ellos y los camiones.

Los transportadores están exigiendo que para evitar malos entendidos y distancias con el gobierno lo mejor es pasar los cerca de dos billones de pesos a una fiducia lo cual debe hacerse de manera transparente y acompañado de una veeduría en dónde haya vigilancia de la cruzada camionera.

Otra petición que hacen respetuosamente los transportadores del servicio de carga por carretera es que se optimicen las vías porque a los camiones les toca transitar por trochas y vías que tan solo representan riesgo para la vida de los que se ganan la vida conduciendo un camión. La vocera indicó que es lamentable que en Colombia se ruede por caminos de herradura y lamentó el exceso de peajes los cuales no se compadecen en los menores tiempos ni en competitividad.

“La verdad hay desespero en los camioneros porque están pagando fletes a precios muy bajos y los remuneran a capricho del generador de carga, situación muy difícil porque el dueño del equipo muchas veces no tiene dinero para operar y debe acudir a créditos o prestamos de alto riesgo que de entrada le quitan rentabilidad al negocio. Si el gobierno es consciente, con toda seguridad que morigera la canasta porque hoy es imposible ganar con un camión del tipo que sea y para completar hay coyunturas como la devaluación que hacen que las llantas y otros importados estén a unos precios inalcanzables”, agregó.

De una solución concertada depende el futuro de miles y miles de familias que hacen parte de una cadena que tiene su razón de ser en el transporte de carga.

A criterio de Henao, hay desconcierto porque aún no hay una comunicación del Presidente de la República en dónde por lo menos indague en qué está el sector y cuáles son sus vicisitudes.

Quieren sabotear el paro

La presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros, ACC, capítulo Antioquia, Orfa Henao Cataño, deploró el hecho que algunas personas inescrupulosas estén queriendo empañar la imagen de un paro pacífico y en dónde se buscan salidas concertadas dejando de la lado las vías de hecho.

“Nosotros en la cruzada camionera no somos violentos, estamos haciendo un paro pacífico porque ya estamos en momentos críticos, pero no estamos prestándonos para alterar el orden público porque inclusive hemos trabajado con la Policía de carreteras, entidad en la que hemos encontrado un amigo y que nos ha prestado mucha ayuda, de hecho les estamos notificando cualquier manifestación o actividad que se vaya a convocar, este cuento de las ambulancias y de actos vandálicos no van con nosotros y con seguridad viene de alguien que quiere sabotear el movimiento camionero”, expuso Henao.

La dirigente Aseguró que tal y como están las cosas pararán, si no hay un punto de acuerdo con el gobierno más de 300.000 camiones porque si bien hay desespero por las necesidades, la mayoría de los transportistas han entendido que solo con una gran parálisis camionera y una protesta fundamentada en negociación y respeto, se pueden conseguir logros negados por espacio de muchos años.

Esta inmovilización ha hecho uso eficiente de las redes sociales a través de las cuales se les dice a los transportadores que hay un gran problema que solo se conjura hablando y logrando consensos.

“Esperamos que en esta ocasión el gobierno nos escuche, que no tenga oídos sordos para una problemática que crece en lo económico y en lo social, anhelamos que muy pronto le podamos decir al camionero que por fin logramos hechos tangibles y de total beneficio para un sector muy golpeado que urge de una mirada consecuente”, concluyó Henao Cataño.