El propósito es constatar que los vehículos a gas natural vehicular para la recolección de residuos en Bogotá serán una verdadera alternativa al cumplir con las especificaciones necesarias para realizar esta operación.