La Corporación Ambiental Empresarial (CAEM) invitó al sector productivo a continuar implementando prácticas que contribuyan a la conservación ambiental.

En los últimos cuatro años la guerrilla ha causado el derrame de 340.000 barriles. Además del medio ambiente, los más perjudicados son las comunidades. Petroleras anotan que es urgente revisar la estrategia de seguridad para evitar nuevos atentados.