La implementación de analíticas de vídeo garantiza la detección temprana y la respuesta rápida a situaciones potencialmente amenazantes.

Estas cámaras son capaces de comunicarse, controlar la asistencia de los empleados y hasta generar alertas a partir del sonido de disparos.