El fabricante coreano de vehículos y su distribuidor oficial en Colombia siguen comprometidos con los damnificados de la tragedia invernal en la capital de Putumayo.

Después de largos meses de inactividad, los automóviles de la casa coreana vuelven a las vitrinas en todo el país porque la idea es retomar la senda y seguir creciendo en un mercado cada vez más exigente.