El reciente paso de los huracanes Irma, Katia y José causó graves estragos en el Atlántico, así como María en las islas del Caribe. Esto ha prendido las alarmas en temas de seguridad, prevención y preparación para este tipo de desastres.