Miles de personas en el mundo ven la educación como un proceso complejo, pero nuevas investigaciones apuntan a que éste proceso puede ser cada vez más fácil y asertivo.