La idea es tomar el material de ferias y exposiciones con el fin de reciclarlo y hacerlo útil en sitios de concentración como bibliotecas