Cundinamarca es el departamento que más consume este tipo de bebida espirituosa, sin embargo el país muestra crecimiento en la demanda por regiones.