Martes, 24 Enero 2017 20:13

Venta de Friogán generaría posición dominante en el mercado

Gremio ganadero solicita cita con el superintendente delegado. La venta de Friogán, dice, genera el riesgo de crear un actor dominante del mercado.

Por 

Más de 50 líderes del sector ganadero firmaron la carta que se le hizo llegar a Francisco Reyes, superintendente de Sociedades, para advertirle que la operación de venta se estaría adelantando sin tener en cuenta la opinión de sus legítimos propietarios, quienes solicitaron una reunión de alto nivel y de manera perentoria en la que piden también la presencia del superintendente delegado para procedimientos de insolvencia y del liquidador de Friogán S.A.

Miembros de la junta directiva del Fondo Nacional del Ganado e importantes dirigentes gremiales le expresan en la misiva al Superintendente de Sociedades su preocupación por lo que afirman sería la consolidación de un actor dominante de la industria cárnica, el cual contaría de entrada con una capacidad instalada de entre el 30 y 40 % de sacrificio bovino en Colombia.

“No es cierto como lo informa el diario El Tiempo, que al integrarse Friogán con otro actor muy importante de la industria cárnica, como lo es Minerva Foods o el Frigorífico Guadalupe (Efegé) y sus filiales, ese nuevo conglomerado mantenga una participación inferior al 20 % del mercado. Todo lo contrario”, precisan.

Lo anterior, según describen, equivale a concentrar entre un 30 % y un 40 % de la capacidad de sacrificio bovino y bufalino del país en un solo agente económico, hecho que de entrada lo sitúa en una posición dominante y no exenta de posibles abusos que se deriven de esa condición.

Consideran que lo anterior no solo atenta contra los consumidores sino también contra los ganaderos que son los proveedores naturales de esta industria.

Según Fedegan, desde su creación, Friogán se ocupó siempre de obedecer políticas públicas impartidas desde el Gobierno e instrumentalizadas a través del FNG, que protegían de manera prioritaria al ganadero en su condición de eslabón primario y más débil de la cadena cárnica. Manifiestan que con la eventual venta de la empresa, lo anterior queda en entredicho frente a un nuevo gigante que se avizora en el mercado, con unos intereses exclusivamente privados y empresariales que no siempre son los mismos del ganadero.

Los ganaderos aseguran que el panorama no sería nuevo para los productores que han visto como desde hace ya un tiempo importante la industria láctea viene haciendo lo que quiere sin que exista regulación alguna, medidas para ponerle freno a sus abusos ni mucho menos quien haga valer sus derechos. Fedegán que sigue tratando de hacerlo se ha convertido, aseguran, en blanco de retaliación por parte del Ejecutivo.

El segundo riesgo sobre el que los más de 50 dirigentes que firmaron el documento enviado a la Superintendencia llaman la atención son las “condiciones opacas” en las que se está buscando lograr su venta. Denuncian que el que es considerado como uno de los activos más importantes del sector ganadero está ad portas de ser privatizado sin que se tenga en cuenta la opinión de sus legítimos propietarios y hacedores.

Se deja en evidencia, indican, que hasta el momento no ha habido condiciones transparentes para presentar ofertas y que el precio al que se viene ofreciendo podría resultar “artificialmente bajo”. Según los miembros de junta y representantes de importantes entidades del sector, todo lo anterior, recalcan, deja una gran sombra de duda sobre los verdaderos intereses que hubo al momento de que el Gobierno Nacional decidió apartar a Fedegán de la administración del FNG y por esa misma ruta iniciar el proceso de venta de Friogán, el cual ya dan como un hecho los medios de comunicación, sin que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y los agentes liquidadores hayan aplicado un procedimiento público y transparente de negociación, ni de consulta con los ganaderos.

Por todo lo anterior los ganaderos piden que desde la Superintendencia de Sociedades se siga acompañando el proceso de recuperación empresarial de Friogán y las eventuales operaciones de venta de sus activos por parte de sus actuales administradores.

La carta finaliza con la solicitud respetuosa de una reunión entre dirigentes ganaderos y el superintendente delegado para procedimientos de insolvencia y el liquidador de Friogán S.A., a fin de expresarle con mayor amplitud las preocupaciones expuestas y, de paso, conocer de primera mano el estado del proceso liquidatorio y la situación financiera y operativa de la empresa, a 31 de diciembre de 2016.