Martes, 25 Abril 2017 04:17

El Consejo de la FAO se centra en la hambruna

Según el organismo 20 millones de personas pueden morir de hambre en los próximos seis meses.

Por 

Es necesario actuar con urgencia para salvar las vidas de las personas amenazadas por la hambruna en el noreste de Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen, alertó el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, en la sesión de apertura del Consejo del organismo de las Naciones Unidas.

Graziano advirtió que si no se hace nada, unas 20 millones de personas podrían morir de hambre en los próximos seis meses. Agregó que la hambruna no sólo cobra vidas humanas sino que contribuye a la inestabilidad social y perpetúa igualmente un ciclo de pobreza y dependencia de la ayuda que perdura durante décadas.

Los miembros del Consejo serán informados sobre el alcance de las crisis creadas por el hambre, y los pasos necesarios para evitar una catástrofe, durante la reunión de una semana de duración.

Optimizar los fondos

El Consejo estudiará también la aprobación del Programa de Trabajo y Presupuesto de la FAO para 2018-2019. El presupuesto prioriza aquellas partidas en las que la FAO puede contribuir en mayor medida a que los países Miembros alcancen los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluyendo la adaptación al cambio climático y la mitigación de sus efectos, la producción agrícola sostenible, la gestión de la escasez de agua y el fomento de la resiliencia de los campesinos familiares pobres.

La alimentación y la agricultura son esenciales para la agenda de desarrollo sostenible, y se prevé que la labor de la FAO contribuirá al cumplimiento de 40 metas de 15 de los 17 objetivos.

Las contribuciones voluntarias, más importantes que nunca

El Consejo también debatirá un nuevo sistema de cuotas asignadas, los pagos anuales efectuados por los países Miembros a la FAO. En virtud de la propuesta, la mayoría de los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) deberán reducir sus aportaciones, mientras que otros países habrán de aumentarlas. El Director General instó a los países de la OCDE a mantener su nivel de aportaciones, realizando contribuciones voluntarias adicionales.

"Las contribuciones voluntarias son de vital importancia para la FAO, ahora más que nunca", afirmó. "Siempre estaré comprometido con seguir ahorrando y fomentar una mayor eficiencia, tal y como he hecho en estos últimos cinco años. Pero ya he hemos reducido el presupuesto al mínimo. No queda más margen".

Brazo ejecutivo de la FAO

Compuesto por 49 países elegidos, el Consejo de la FAO se reúne entre los períodos de sesiones de la Conferencia principal, para formular recomendaciones y supervisar cuestiones programáticas y presupuestarias.

Éste será el último período de sesiones del Consejo presidido por Wilfred Ngwira, de Tanzania, que ha estado dirigiendo el trabajo del órgano rector desde su elección como Presidente Independiente en la Conferencia de 2013.