Domingo, 30 Abril 2017 02:08

Cacao del Huila, el mejor ejemplo productivo con sello de exportación

Este alimento ancestral y precolombino retomó la importancia que merece y hoy sobre pilares de competitividad le vende aroma, sabor y calidad al mundo.

Por 

En los siglos 18 y 19 fueron comunes las exportaciones de quina, tabaco, cacao, añil y café, algunos hablan de unas ventas pasajeras con destino al mercado internacional que no pasaron en su apogeo de los 25 o 26 años. Para el caso del cacao, este tuvo un inicio industrial muy importante en 1850 cuando poblaciones como Sopetrán y Santa Fe en el otrora Estado Soberano de Antioquia lideraron la producción cacaotera.

El cacao llegó a ser muy importante en la economía y fue así como fueron registradas plantaciones a gran escala, pero la aparición de una enfermedad acabó con los cultivos, quebró a muchos y obligó a otro tanto a diversificar. Con el paso del tiempo el cacao retomó importancia en la agroindustria y se fue amoldando a las vicisitudes que fueron posteriormente y en pleno siglo 20 asumidas por el estado a través del Instituto Agropecuario, ICA.

Este alimento legendario y muy de América Latina estuvo en la mesa de los caciques y hombres de la alta alcurnia indígena y junto al maíz fue vital con otros comestibles en la dieta de la nación precolombina. El país avanza, vienen procesos políticos y ya con Colombia definida, el cacao sigue su paso imponente en la economía rural y empieza a ser protagonista en departamentos como Santander, Meta, Tolima y Huila.

El asesor de la oficina de Productividad y Competitividad de la Gobernación del Huila, José Humberto Bocanegra, le comentó a Diariolaeconomia.com que el departamento a partir de su agenda de productividad y competitividad fortaleció la agroindustria de base tecnológica que es una de las principales apuestas del gobernador en la cual está incluido el tema del cacao.

Agregó que el Huila ha venido creciendo en la producción de cacao hasta afianzarse como el principal exportador de Colombia en lo que tiene que ver con este alimento porque más del 70 por ciento de la producción cacaotera es oferta exportable.

Según el funcionario el comportamiento de las siembras mejora y es así como en 2015 el departamento tuvo una producción de 3.787 toneladas año, pero en 2016 este registro subió a 4.159 toneladas año, es decir un incremento del 7.3 por ciento.

Hay un dato para tener en cuenta y es que en el año 2015 tan solo fueron exportadas 220 toneladas y ya en 2016 las exportaciones se dispararon hasta alcanzar las 2.244 toneladas, es decir que casi toda la producción opita fue puesta en mercados internacionales debido a las características organolépticas de sabor y aroma así como a las características bromatológicas de calidad.

“Este ha sido un trabajo que desarrolló el departamento del Huila a través de la red de asociaciones conocida como AprocaHuila que reúne unas 18 agrupaciones de los diferentes municipios del departamento. Hay unos sitios de mayor producción como los son los municipios de Rivera, Algeciras y Campoalegre que luego de la conocida afectación del Quimbo y Gigante que se vinieron a menos en productividad agrícola, redundó en el repunte de otras zonas como las ya citadas, empero Rivera siempre ha liderado la producción”, sostuvo el señor Bocanegra.

Huila cuenta con cuatro plantas de beneficio que están ubicadas en Rivera, Algeciras, Campoalegre y Gigante las cuales han permitido elevar los estándares de calidad de los cacaoteros del departamento. Este factor permitió mejorar las calidad del producto y hacerlo más atractivo en el mercado internacional.

El cacao del Huila se caracteriza por ser muy fino y de insuperable aroma lo que le permitió posicionarse como uno de los mejores  del mundo. No en vano el cacao huilense ha participado en concursos de cacao de oro en donde se ha llevado en algunas ocasiones los primeros puestos.

La región sigue insistiendo en un cultivo ejemplar en donde el común denominador son las buenas prácticas agrícolas lo cual se acompaña con un buen manejo de producción y transformación.

El departamento nombró para este producto un secretario técnico para toda la cadena cacaotera que está pendiente de los productores, de sus cultivos y en general de todo el tema fitosanitario en donde las alertas tempranas y el trabajo en equipo se constituyen en las grandes aliadas de un producto que hoy ha repuntado en el departamento y que al parecer seguirá creciendo en área sembrada y en exportaciones porque la tarea se viene haciendo de la mejor manera.

Cacao, rico alimento milenario

Un dato no menor es que el cacao es un producto milenario que brotó en los fértiles suelos de América y por ello, con el uso de semillas atávicas se está garantizando la producción de un cacao de máxima calidad que reúne todas las condiciones que exigen las grandes casas procesadoras del mundo.

“Precisamente aquí en el Huila hay unos huertos clonales en los que se ha venido recuperando el germoplasma de esos cacaos milenarios y ese trabajo lo hacen en sitios muy acondicionados de Gigante y Campoalegre en donde se hace todo el proceso de tecnificación de este producto. Lo propio viene haciendo el SENA y lo cierto es que en materia de cacao las noticias son y serán aún mejores”, expuso el asesor de la oficina de Productividad y Competitividad, José Humberto Bocanegra.

Dentro de los retos del sector cacaotero está el potenciar la cadena empezando por mejorar las siembras y lograr calidades superiores, pero de igual manera se busca crecer en valor agregado en donde el chocolate de mesa que es lo que más se transforma, vaya hacia el sector de la confitería que muy bien lo hace la empresa “Chocolate Riverense”, labor que adelanta de la mano del SENA y del Fondo Emprender.

Esta tarea se viene haciendo y replicando en otras zonas productoras y por ello la confitería a base de cacao toma fuerza, es tal el empuje que en Rivera, gracias al trabajo de una asociación ya existe una chocolatina propia fabricada con cacao regional.

Tanto el cacao en commoditie como ese con un alto componente de valor agregado son motivo de estudio de comercialización porque se busca que un alimento insignia sea conocido no solamente nacional sino internacionalmente.

Actualmente el cacao del Huila viaja a mercados de Europa como Holanda y Suiza, pero también tiene buenos compradores en Estados Unidos. En los países europeos hay varios empresarios que hacen la intermediación comercial que hacen la gestión para llevar el cacao a diferentes factorías en donde se especializan en confitería, manteca de cacao y otros subproductos.

En el Huila los cultivos se hacen en minifundios, pero sumando hectáreas éstas pueden llegar a 6.889 aproximadamente en las que se adelantan siembras monitoreadas, con altos estándares de buenas prácticas agrícolas, registro de predios de exportación, trazabilidad y producción orgánica que es otro importante componente de valor agregado el cual le apunta a la inocuidad.

En este momento unas 10.000 familias, aproximadamente, devengan su sustento del cultivo de cacao y por lo que está pasando, estas personas van a seguir mejorando en ingresos y por obvias razones en calidad de vida. De manera paralela, este cultivo lidera una lista de productos exportables como el café especial del Huila y las pasifloras como cholupa que tiene denominación de origen, gulupa, granadilla y pitaya.

El Huila viene consolidando toda una oferta importante de frutas y cítricos que surten la demanda nacional, pero que de igual manera son exportadas a varios países que saben de las bondades de las frutas cultivadas en tierra huilense.

Los esquemas de asociatividad, las cooperativas y el trabajo en grupo tienen todo el respaldo de la gobernación y es tal el compromiso que de cara a mejorar los esquemas de comercialización, el gobierno departamental busca eliminar esa labor leonina de la intermediación que tanto afecta la producción y la renta del campesino que es el que se sacrifica sembrando y el que menos gana.

Para los próximos días la Gobernación del Huila llevará a cabo una macro-rueda de negocios como primer esquema de comercialización que se realizará el próximo 18 de mayo en donde almacenes de gran formato como el Éxito, Olímpica y supermercados locales como Comfamiliar, codificarán a algunos de estos productores para que hagan parte de un ciclo de cadena corta, es decir del productor al almacén y de allí al consumidor final.

Hace unos años en el Huila se manejó el chocolate en bola y hubo marcas reconocidas del Huila como Chocolate Tolima, Chocolate Tesalia y otras marcas que fueron muy fuertes en la mesa de los colombianos, pero recalcó Bocanegra que ahora la apuesta grande es por confitería. El entusiasmo es tan grande que el gobierno departamental ya trabaja en el sello de la marca Huila el cual será otorgado a los productos del departamento que ratifican calidad y que cautivan mercados dentro y fuera de Colombia, pero con esa condición de pureza y origen.

La dinámica del café les enseñó a los cacaocultores del Huila que no se trata de producir por producir sino que hay que llevar a los mercados productos con elevados estándares de calidad y así lo muestra el departamento que no solo es uno de los más grandes productores de café sino el que más cultiva café especial.

Dentro de las metas están el lograr las certificaciones que piden los mercados exógenos, pero igualmente está en el radar la certificación orgánica que tanto le gusta al comprador pues quieren alimentos sin fungicidas ni plaguicidas sino que porten un sello verde que brinde tranquilidad al consumidor.

Hoy los precios siguen arriba y por eso se nota la rentabilidad y la mejora en la calidad de vida de los huilenses que le dijeron SI a este cultivo que tanto gusta al mundo en cualquiera de sus magníficas expresiones. El precio de cacao ronda los 7.020 pesos por kilo y en 2016 la calidad del cacao huilense represento exportaciones que sumaron 6´949.925 millones de dólares. Como diría cualquiera en una pasarela de alta calidad, el Huila es mucho cacao.