Miércoles, 28 Junio 2017 03:39

Brote de fiebre aftosa será superado para retomar estatus sanitario

Por

La Organización Mundial de Sanidad Animal. OIE, suspendió provisionalmente el estatus sanitario de Colombia como país libre de aftosa con vacunación. En 2009 hubo un brote de la enfermedad en Ipiales, Nariño. Sin problemas Agroexpo.

El mercado de carne que tiene Colombia con 17 países quedó en el limbo ante el reporte de un brote de fiebre aftosa en el departamento de Arauca, sin embargo el gobierno aclaró que la suspensión de las exportaciones a Perú, Ecuador y Panamá es temporal en tanto quede superada la emergencia que para fortuna del país cuenta con gente experta y muy idónea en este tipo de situaciones.

Es bueno precisar que las exportaciones a estos países no son del todo cárnicas porque de estos Perú es el único que compra carne colombiana, pues Ecuador adquiere genética y embriones en tanto que a Panamá no llegarán ni derivados lácteos, ni carne procesada. Al país del istmo Colombia no le despacha carne.

El Gerente General del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, Luis Humberto Martínez Lacouture, indicó que países en donde hay operaciones importantes como es el caso de Rusia, Curazao, Líbano y Jordania no han hecho pública su manifestación de interrumpir el comercio de carne con Colombia.

“Estamos haciendo un trabajo conjunto con el ministerio de Comercio para en lo posible poder mantener estos mercados abiertos porque el brote de aftosa se dio en Arauca que es un departamento distante del sur oriente del país y el consumo de la carne de esa región es de tipo doméstico, es una carne que cubre la oferta nacional”, explicó el señor Martínez Lacouture.

A los clientes de oriente próximo, el Caribe y Rusia, dijo el funcionario, se les vende carne producida en la zona norte del país, es decir en la costa Atlántica que queda bien alejada del sitio del reporte de fiebre aftosa. Por tal razón el ICA le certificó a El Líbano el envío de un buque que salió desde el puerto de Cartagena con 10.200 reses y novillos de engorde totalmente sanos y dentro de los protocolos que garantizan la inocuidad.

Según el Gerente del ICA, hay otro embarque anunciado para dentro de 15 días hacia los países que siguen comprando ganado colombiano porque la idea es mantener esos mercados importantes aclarando que es potestad de cada país permitir o no el ingreso de carne bovina colombiana en esta circunstancia.

Cabe anotar que la cuarentena fue decretada en el departamento de Arauca y de los municipios de Hato Corozal y Paz de Ariporo en Casanare por encontrase muy cerca al sitio en donde fue detectado el foco.

El ICA les pidió toda la colaboración a los ganaderos y por tal motivo les pidió no movilizar animales en esta zona durante el proceso de erradicación y verificación por parte de la autoridad sanitaria para poder certificar que no hay presencia de la enfermedad en el menor tiempo posible y así la Organización Mundial de Sanidad Animal. OIE, pueda levantar la suspensión que es de manera provisional.

En opinión de Martínez Lacouture, de un trabajo articulado y juicioso que se logre adelantar con los ganaderos será posible vencer el problema en muy poco tiempo y así retomar el estatus sanitario que fue suspendido parcialmente por la OIE ante el foco detectado en Arauca.

El lío que tiene como origen la República Bolivariana de Venezuela se ha vuelto todo un dolor de cabeza para los ganaderos y para quienes deben velar por la sanidad animal toda vez que Venezuela es el único país de Suramérica que no está certificado como libre de fiebre aftosa con vacunación y es por eso que esa nación no reporta los brotes que se presenten de esta enfermedad lo cual dificulta mucho más la actividad.

“Nosotros hemos recibido llamadas solidarias de nuestros homólogos de Argentina, de Paraguay y Uruguay que están muy preocupados por la situación en Venezuela porque si bien en esta ocasión fue Colombia la afectada, Brasil puede sufrir en cualquier momento una situación similar y por ese costado del hemisferio habría afectación del estatus sanitario de Suramérica y es por esta razón que ellos están haciendo las gestiones para convocar a una reunión de urgencia con la OIE y así determinar que se puede hacer con el estatus que actualmente tiene Venezuela el cual es totalmente incierto”, declaró Martínez.

En materia de contrabando, el funcionario indicó que hay que reforzar las medidas de control al contrabando y por ello consideró que es perentorio doblar esfuerzos y en ese sentido, comentó, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, solicitó todo el apoyo del ministerio de Defensa para robustecer los controles que el ICA hace en común acuerdo con el INVIMA, la DIAN y la Policía Fiscal y Aduanera, POLFA.

Por la frontera con Venezuela pasa hacia Colombia queso y carne que pueden venir fácilmente contaminadas con aftosa o cualquier otra patología ante la ausencia de controles y de una robusta política de sanidad animal en el país vecino.

El ICA optó por reforzar los puestos de control y le pidió a la comunidad denunciar este tipo de ingresos de ganado en pie, de derivados lácteos o de carne despostada para seguir dando golpes como los que ha dado la autoridad en los últimos días que logró aprehender y desarticular bandas de contrabandistas.

Para el Gerente General del ICA siempre fue claro que las zonas fronterizas eran muy vulnerables y proclives para el ingreso de la enfermedad, razón por la cual los controles estaban arrojando algunos resultados, pero aseveró que el tema del contrabando sigue siendo una situación lamentable que enriquece a unos comerciantes inescrupulosos que ni siquiera son ganaderos.

Otro problema que se ha detectado y que tiene encendidas las alertas es la presencia de trabajadores del campo, es decir vaqueros u ordeñadores que vienen desde Venezuela a laborar en fincas ganaderas colombianas lo cual representa un riesgo muy grande si se tiene en cuenta que la aftosa es una enfermedad de alta difusión que puede trasladarse en la ropa, en el cabello, en los zapatos, en el polvo y en el aire, lo que explica también lo austero de las restricciones.

Como la cuarentena es exclusiva para el departamento de Arauca y los dos municipios de Casanare, el ICA confirmó que la feria por excelencia del agro colombiano, Agroexpo, no tendrá ningún tropiezo así como no lo tendrán remates subastas o eventos en otras zonas en donde hay vacunación y cero presencia de la enfermedad.

Hay que tener claro que la fiebre aftosa no es una enfermedad que afecte la salud humana, el daño grande se experimenta en la actividad comercial por cuanto el productor ve diezmados sus ingresos en vista que los animales enfermos pasan a descarte porque cae ostensiblemente la producción de carne y leche y por consiguiente la pérdida se refleja en el índice de pérdidas y ganancias lo cual es un temor no solo de ganaderos sino de productores de cerdo, de ovinos y de búfalos.

Colombia fue certificada como país libre de Aftosa en 2009 porque antes de 2004 eran comunes los focos de aftosa que le implicaron enormes pérdidas a los hatos bovinos.

Por los altos costos de un tratamiento de aftosa lo más recomendable es el sacrificio. Para estos casos en donde el ganadero avala el sacrificio de los animales, es bueno precisar que hay una compensación por el valor de los bovinos a desintegrar.

El ICA tiene los mejores técnicos

Ante las denuncias en el sentido que el ICA es una entidad totalmente burocratizada en donde hay más corbatas que técnicos o personal idóneo para trabajar en prevención y en atacar los problemas que surgen de la salud animal, el Gerente General del ICA, Luis Humberto Martínez Lacouture, dijo que esas afirmaciones no se ajustan a la realidad lo cual quedó demostrado con el brote de aftosa reportado en 2009 y que fue superado con los funcionarios de la entidad.

“En este momento yo puedo dar total tranquilidad de que el personal que tiene el ICA que es una entidad de 55 años es el más idóneo y preparado porque no en vano hay gente que lleva más de 40 años trabajando en estos temas de sanidad al amparo del instituto. La doctora, Olga Lucía Díaz, que es la directora de epidemiología del ICA tiene un tiempo largo en esta institución y es quien precisamente está al frente de la situación de Arauca, asunto que da toda la confianza porque ella y su equipo superó el brote del año 2009, luego doy un parte de tranquilidad y que muy pronto saldremos de esta dificultad”, expuso.

Anotó que aún en medio de los detractores y de las voces que quieren sacar provecho de la compleja situación, el ICA seguirá trabajando al unísono con los ganaderos cumpliendo a cabalidad con los compromisos y la razón de ser de la autoridad sanitaria.

Recalcó que lamentablemente un sector del gremio ganadero no quiso reconocer la labor del gobierno del Presidente, Juan Manuel Santos, que logró abrir 17 mercados, pero cuestionó que ahora que hay un brote de aftosa ya tomaron el relieve.

Hace cuatro años cuando Martínez Lacouture asumió el cargo de Gerente General del ICA, el kilo de carne se pagaba a 2.400 pesos, hoy este precio paso a 4.600 pesos que quedan en el bolsillo del productor, del dueño de la finca que encontró bondades en la apertura de los nuevos mercados.

Cabe anotar que en 2016 Colombia le envió a Perú 121 toneladas de animales en pie y 263 toneladas de carne en canal, en lo corrido de 2017 el país inca recibió 235 toneladas de carne lo que porcentualmente es una cifra endeble sin que deje de ser un mercado importante.

El mercado de China que estaba listo a certificar a Colombia para la exportación de carne, aplazará las compras temporalmente hasta tanto no quede levantado nuevamente el estatus del país, aspecto en el que ya se trabaja.

Martínez Lacouture dejó claro que los ciclos de vacunación contra aftosa se han adelantado con los mismos comités de ganaderos, con los mismos supervisores y con los mismos vacunadores que se han contratado año tras año por la experiencia que acopian. Esta condición, expresó el funcionario, redundo en un aumento de bovinos intervenidos, de predios visitados y de animales vacunados en Colombia.

Los trabajos avanzan a buen ritmo

La Directora de Epidemiología del ICA, Olga Lucía Díaz, le dijo a Diariolaeconomia.com que si bien los trabajos de erradicación van a buen paso, lo único cierto es que hay que estar alertas y con ojo avizor. No obstante, manifestó, el operativo va muy bien y confirmó que de momento no se han detectado más focos de aftosa.

Anotó que la entidad adelanta una vigilancia muy intensa y muy organizada con varios grupos lo cual permitió descartar varias sospechas de focos de la enfermedad analizando muestras y precisando diagnósticos.

“El mensaje más importante a la gente es que por favor nos colabore y no nos esconda evidencias, de igual manera les pedimos a los ganaderos que no movilicen animales hasta que nosotros logremos determinar qué tan grande es el problema que tenemos, pero vamos muy bien”, apuntó la señora Díaz.

La funcionaria reconoció que las fronteras son naturalmente un riesgo sanitario y agregó que por eso gran parte del presupuesto del ICA se va justamente en ese control en donde hay que estar pendientes de más de 2.000 kilómetros de frontera seca lo cual no es fácil porque entre otras cosas hay bandas de delincuentes dedicadas al contrabando y comerciantes que ven en el factor de cambio un aspecto muy favorable para que se den ese tipo de mercados.

Aclaró también que el estatus si bien está suspendido, aún se mantiene y estimó que en cuatro meses el inconveniente podría quedar superado. El trabajo de control de la enfermedad implicó el sacrificio de 296 reses que estaban en el radio del foco detectado.

Según la Directora de Epidemiología del ICA, no solamente son importantes las visitas sino la manera de hacer la vigilancia epidemiológica y el alto rigor que demanda la circunstancia, que obliga a cumplir los protocolos en un 150 por ciento.

Un llamado a los habitantes de las zonas en cuarentena es que no salgan de la región porque podrían agrandar el problema al actuar como vectores. También le pidió a la comunidad que está en el interior del país o en zonas aledañas, no visitar la zona afectada.

Visto 557 veces